DRNA considera el Plan de Uso de Terrenos como el instrumento medular para el desarrollo sustentable de Puerto Rico

DRNA (Logo)SAN JUAN  — La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, declaró el viernes que el Plan de Uso de Terrenos de Puerto Rico (PUTPR) es el instrumento medular para guiar el desarrollo sustentable de este archipiélago caribeño.

Guerrero Pérez expresó que, hasta ahora, Puerto Rico adolece de la existencia de un plan de uso de terrenos con guías que permitan a todos los sectores conocer de antemano los lugares idóneos para el desarrollo de la infraestructura gris y las áreas naturales que deben preservarse, a fin de evitar poner en riesgo los recursos naturales y el capital de las potenciales inversiones económicas.

“En el Departamento apoyamos el encomiable esfuerzo hecho por el equipo de trabajo de la Junta de Planificación para conceptualizar y formular un instrumento que permita asistir y fortalecer el ordenamiento territorial; una tarea impostergable para la presente generación como legado al futuro de Puerto Rico”, expresó la planificadora.

Dijo que el DRNA sometió sus comentarios para robustecer el borrador del PUTPR y continuará apoyando a los especialistas de la Junta de Planificación.

Los comentarios presentados en la vista se fundamentan en múltiples análisis realizados en el marco de los deberes ministeriales del DRNA e incluyen el desarrollo de proyectos de evaluación de la vulnerabilidad de Puerto Rico ante los cambios climáticos y el incremento del nivel del mar, la evaluación del estado de la costa y de las áreas naturales protegidas de Puerto Rico así como la identificación y desarrollo de estrategias que atenúen los riesgos ambientales y sus efectos sobre las comunidades, la biodiversidad y la infraestructura crítica. Igualmente, se ponderó la clasificación de terrenos propuesta del PUTPR dentro las Áreas Naturales Protegidas, las Áreas con Prioridad de Conservación y del Área de Planificación Especial del Karso.

“El PUTPR está enfocado en la recuperación de los espacios urbanos, evitando y desalentando el desparrame urbano que tantos impactos económicos, sociales y ambientales han ocasionado a nuestro territorio; permitiendo una nueva cultura de ciudad, de convivencia humana y de mejor interacción con nuestro entorno natural y construido”, sostuvo la titular.

Recalcó que de unas 35,575 cuerdas identificadas como disponibles para el desarrollo urbano en el plan, unas 24,505 cuerdas se encuentran en suelo urbano vacante, donde ya existe una huella de construcción existente, con acceso a la infraestructura habilitadora, y donde se evite comprometer los recursos naturales y los terrenos agrícolas.

Otro elemento de gran importancia atendido en este Plan recae en resaltar la preservación del paisaje como elemento de importancia para la planificación del terreno en Puerto Rico por los servicios que brinda a la calidad de vida de los habitantes. Afirmó que el PUTPR además destina una tercera parte de la extensión territorial para usos agrícolas, exaltando la importancia de habilitar la promoción de prácticas agrícolas para impulsar la soberanía alimentaria haciendo un uso juicioso de las tierras hábiles y de las aguas superficiales y subterráneas para encaminar a Puerto Rico a los principios de sustentabilidad.

En el DRNA resaltamos el compromiso programático de la presente administración con miras a aumentar la protección a perpetuidad a un 16 por ciento de los terrenos en Puerto Rico, puntualizó la secretaria.

Afirmó que los comentarios del DRNA en la vista van dirigidos a fortalecer áreas como: la inclusión de mecanismos para la integración de las Guías para la mitigación y adaptación al cambio climático al resto de las Guías de Ordenación del Territorio, que se reconozca el Plan Integral de Recursos de Agua (PIRA) del DRNA como el principal instrumento de planificación para el manejo del recurso agua, que el borrador vaya acompañado de un reglamento de implementación y que se corrija la clasificación de usos urbanos dispensado en el borrador para la Reserva Natural Caño Martín Peña y el Corredor Ecológico de San Juan, entre otras sugerencias.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.