Decepcionada la ACLU con informe de cumplimiento que radicó la Policía por demanda federal

imagesSAN JUAN – El director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), William Ramírez se expresó el lunes insatisfecho con el primer informe del superintendente de la Policía sobre el estado actual de la reforma de la Policía de Puerto Rico, recién radicado en el Tribunal Federal.

“En la ACLU quedamos muy decepcionados con este informe que, más que demostrar cumplimiento con adelantar una reforma en el área del trabajo policial constitucional (constitutional policing), lee como un relato de actividades y esfuerzos dirigidos a crecer el cuerpo policial.

Los cierto es que las serias violaciones de derechos civiles, aún continúan, inclusive conducta que raya en organizada y delictiva, tal como incautación de teléfono inteligentes, agresiones y amenazas dirigidas a desestimular la radicación de querellas, registros y allanamientos ilegales, entre otras”, dijo Ramírez en comunicado de prensa.

Según Ramírez, “aun cuando la demanda, tanto del Departamento de Justicia de Estados Unidos como la de la Unión Americana de Libertades Civiles, se basa en serias violaciones de libertades civiles y leyes de derechos civiles, el informe radicado por la Policía de Puerto Rico carece de información sobre como dicho cuerpo está lidiando con las querellas sobre abuso policial, cuantas si algunas querellas han recibido, si han aumentado o disminuido, y que procedimiento existe para darle seguimiento e investigar dichas querellas”.

El 5 de febrero de 2015 el superintendente de la Policía de Puerto Rico, José Luis Caldero López, radicó su primer informe sobre el estado de los trabajos conducentes al cumplimiento con el acuerdo en el tribunal federal para una reforma sustentable del cuerpo policial de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.