Cámara se apresta a aprobar proyecto de “venganza pornográfica”

949c187-2885-430c-a868-c5f19db52fe7EL CAPITOLIO  – El representante por el Distrito 40 de Carolina, Ángel Matos García, anunció el sábado la inclusión en el calendario legislativo de este lunes, un proyecto de ley que tipifica como delito el divulgar imágenes íntimas sin el consentimiento de las partes.

“Este próximo lunes se atenderá en la Cámara de Representantes el proyecto de ley sobre la ‘venganza pornográfica’ en Puerto Rico, con un informe positivo rendido por la Comisión de lo Jurídico de la Cámara presidida por el compañero Luis Vega Ramos, a quien le agradezco su trabajo, así como a su equipo de comisión”, destacó Matos García en un comunicado de prensa.

El representante explicó que una vez esta medida se convierta en ley, toda persona que intencionalmente y con conocimiento, ‎publique sin la autorización ni consentimiento de cualquiera de las partes, cualquier material explícito a través de cualquier medio de comunicación electrónica o cibernética, incurrirá en delito grave y será sancionado con pena de reclusión por un término o fijo de tres años y multas ascendentes a 10,000 dólares. Esto indistintamente si es o no cónyuge, ex cónyuge, persona que cohabita o ha cohabitado y la que sostiene o ha sostenido una relación consensual íntima física o a través de medios de comunicación electrónica indistintamente de su orientación sexual o identidad de género.

“Hicimos nuestra parte, le corresponde ahora al país ser vigilantes y protectores de esta nueva ley y denunciar a quien abuse de la confianza”, sentenció Matos García.

Por su parte, el presidente de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, Luis Vega Ramos, dijo en un comunicado de prensa, que “tras trabajar con las recomendaciones recibidas e integrar los mejores elementos de cada proyecto, estamos poniendo a la Cámara en posición de actuar oportuna y responsablemente sobre este tema. Ante la proliferación de la venganza pornográfica en Puerto Rico, le estamos advirtiendo a los individuos y corporaciones que publiquen estas imágenes o grabaciones de situaciones íntimas en las relaciones de pareja que se exponen a convicción por delito grave lo cual conlleva cárcel o multas severas, según aplique”.

“Con este proyecto dejamos claro que no se puede usar la autorización implícita que da una persona a ser grabada por su pareja, o a grabarse para su pareja, como una carta blanca o un consentimiento general para que cualquiera pueda publicar esas imágenes. Así subsanamos cualquier laguna en nuestras leyes actuales y advertimos que estos ataques contra la honra o dignidad no quedarán impunes”, concluyó Vega Ramos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.