Aseguran Reforma Contributiva pondrá en riesgo opciones para reducir la factura de la luz

aee-logo-832-584x250-300x1281221SAN JUAN – El presidente de la Asociación de Consultores y Contratistas de Energía Renovable de Puerto Rico (ACONER), Edward Previdi expresó el martes su oposición al Proyecto de la Cámara 2329 de Transformación del Sistema Contributivo, específicamente los que afectan directamente a la industria de energía renovable distribuida, pues según dijo, la misma pone en riesgo las opciones para reducir los costos energéticos tanto en hogares como en comercios.

“En ACONER nos oponemos a la nueva imposición tributaria propuesta a los proyectos de energía renovable debido al impacto nefasto que tendría dicho cambio en esta industria. El cambio propuesto afectaría negativamente a una de las pocas industrias en consistente crecimiento en Puerto Rico, al igual que impactaría el movimiento del país hacia una mayor independencia energética, así como el acceso a los consumidores a energía más barata y, no menos importante, sería un retroceso en cuanto a la política pública ya establecida para proteger el medioambiente”, manifestó Previdi en un comunicado de prensa.

Las expresiones se dieron en una vista pública en la que presentaron una ponencia sobre ante la Comisión Cameral de Hacienda, que analiza el proyecto de Reforma Contributiva.

“Bajo el nuevo sistema propuesto, la industria que representamos está sujeta a un cambio de cero por ciento a 16 por ciento en tributación. Esta propuesta representa un cambio radical de política pública hacia la energía renovable que pondría en peligro la actual viabilidad económica de nuevos proyectos y pone en riesgo el crecimiento sostenido de la industria. Más aún, el efecto de este cambio se multiplica al sumarse la reciente reducción de 50 por ciento a los incentivos del Fondo de Energía Verde creado por la Ley 83 del 2010”, reza parte de la ponencia presentada por ACONER.

“Miles de familias y comerciantes ahogados por los altos costos, han disminuido considerablemente sus facturas de electricidad gracias a los incentivos, así como a la exclusión de pagos de impuestos en equipos y servicios que permiten la adquisición de placas solares. De igual forma, gracias a la industria de la energía renovable, en Puerto Rico hemos logrado la reducción de consumo de energía generada por fuentes fósiles no renovables como el petróleo, por lo que el medio ambiente será otro de los grandes afectados con esta medida contributiva”, puntualizó Previdi.

Detalló que ACONER es una organización sin fines de lucro, fundada en el año 2007, con el objetivo principal de fomentar el desarrollo de la energía renovable por medio de generación distribuida en Puerto Rico. La Asociación representa a sobre 200 pequeños empresarios que actualmente trabajan implantando proyectos de energía renovable distribuida en residencias, comercios e industrias.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.