Arzobispo de San Juan: gobierno debe resistir a la “tentación” de varias de sus propuestas

Arzobispo GonzálezSAN JUAN  – El Arzobispo de San Juan, monseñor Roberto Octavio González Nieves, OFM, expresó el martes que el gobierno de Alejandro García Padilla debe “resistirse a la tentación” de imponer el impuesto al valor añadido (IVA), así como de la perspectiva de género y la muerte asistida.

“El gobierno tiene que resistir la tentación de violar derechos humanos, de aumentar los costos de vidas, de agravar la situación económica de los más pobres y de menos recursos económicos con altas tasas de impuestos, de agravar las oportunidades educativas de los estudiantes al imponer contribuciones sin precedentes a los servicios educativos privados y encareciendo los servicios médicos,” indicó el Arzobispo de San Juan en un comunicado de prensa, con motivo de su homilía de la misa del primer domingo de cuaresma.

“Con Jesús, también nosotros compartimos las tentaciones. Somos una generación ampliamente tentada. Nuestra fe es tentada a diario. Vivimos tentados por el materialismo y el consumismo, por la cultura del descarte, por la cultura de las drogas, del alcohol y de la sensualidad; vivimos tentados por la indiferencia de la fe y como ha dicho el Papa Francisco, por la globalización de la indiferencia que nos lleva a olvidarnos y a despreocuparnos por el prójimo que sufre dolor, hambre, soledad, necesidad e injusticias”, dijo el monseñor en su sermón.

Entretanto, manifestó que el gobierno debe resistir a la tentación de redefinir la familia y de aprobar la legislación sobre la mal llamada muerte digna.

“Al igual que los individuos, también los gobiernos tienen que resistir a la tentación de redefinir la naturaleza de lo que es ser hombre y mujer y la naturaleza del matrimonio y la familia, y de acceder a la mal llamada muerte digna que, aunque le ponen a esa expresión un nombre bonito pero que en realidad es una manera de descartar a seres humanos para evitar gastos económicos y de abandonarlos cuando más necesitan del amor, el cariño y el apoyo espiritual de sus seres queridos; la tentación de no acceder a la pena de muerte en Puerto Rico como solución a la criminalidad. La pena de muerte no es otra cosa que la aplicación de la política del ojo por ojo y diente por diente en su máxima crueldad. El estado existe para proteger vidas no puede quitarlas. Es una gran contradicción”, sostuvo.

El monseñor González Nieves también expresó que “como pueblo cristiano, tenemos que vencer la tentación de no respetar a las personas por su identidad sexual”.

“Con la fuerza que nos da Jesús podemos vencer las tentaciones de hacer daño de herir, de golpear, de humillar. Y por eso es que el salmista de hoy nos dice: ‘recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas. Acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor”, dijo.

Por último, el Arzobispo recordó que “la cuaresma es un tiempo que nos ayuda a vencer con Cristo nuestras tentaciones. En la Cuaresma, cuando nos convertimos, el Señor que es bueno y es recto, nos enseña el camino a los pecadores; y como nos dice San Pedro en la segunda lectura de hoy, “para conduciros a Dios”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.