Alcaldes de Carolina y San Juan se oponen tajantemente a la implantación del IVA en el país

notimas_squared_01111211CAROLINA  – El alcalde de Carolina, José Carlos Aponte y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz rechazaron tajantemente el miércoles, la propuesta implantación del Impuesto al valor Añadido (IVA) y advirtieron que este cambio en el sistema contributivo provocará efectos muy adversos como una alta inflación, el empobrecimiento de la población, reducción en el consumo, cierre de negocios y una masiva pérdida de empleos.

“La imposición de un IVA de 17 por ciento rebotará pesadamente en nuestros municipios porque no disponemos de los recursos suficientes para ayudar a contrarrestar el impacto negativo que tendrá en las personas más pobres. Si ahora la mayoría de los puertorriqueños tiene que hacer malabares para apenas cubrir las necesidades básicas, qué será cuando el costo de vida se dispare el triple o más de lo que pagamos hoy”, afirmó el ejecutivo municipal carolinense en un comunicado de prensa.

El alcalde Aponte destacó que los negocios pequeños y medianos tendrán que hacer grandes inversiones en tecnología para así cumplir con el cobro del IVA, lo que se traducirá en un encarecimiento del producto, una baja en el consumo, despidos a granel y el eventual cierre de empresas. “Esta explosiva situación resultaría devastadora para las finanzas municipales y los servicios a la ciudadanía, como también para la estabilidad económica y emocional de nuestras familias”, explicó.

Dijo que en su empeño de mostrar soluciones al problema fiscal actual, Aponte favorece mantener el IVU y que los municipios lo cobren en su totalidad dada su capacidad de captación mayor en comparación a la capacidad de captación que tiene el Departamento de Hacienda.

“Como gobiernos más cercanos al pueblo, podríamos captar cuando menos un 80 por ciento, a diferencia de apenas el 55 por ciento de captación actual de Hacienda”, sentenció.

“Quiero dejar meridianamente claro que el Municipio de Carolina ha hecho todos los ajustes de costos administrativos y operacionales necesarios para mantener los servicios a su ciudadanía sin aumentar los impuestos municipales. Por el contrario al esfuerzo de los Municipios, el Gobierno Central procede a aumentar las contribuciones a un pueblo que no las puede pagar”, indicó Aponte.

Por su parte, la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz Soto sostuvo que no se puede resolver el problema de ingresos del Estado trastocando las finanzas Municipales y encareciendo la vida de nuestra gente. “El IVA es malo para San Juan, malo para el país y malo para nuestra gente” dijo la alcaldesa.

“La educación privada y el cuido de niños serán más caros; los artículos médicos serán más caros y eso influye en la capacidad de nuestra gente de proveer para sus familias. Nadie puede creer que pagar un 17 por ciento de IVA es mejor que un 7 por ciento de IVU. El hecho de que se dé un reembolso es un reconocimiento de que lo que va a salir del bolsillo del contribuyente es más de lo que va a tener”, expresó Yulín Cruz.

“En el Municipio de San Juan hemos seguido la filosofía de no imponer cargas contributivas en momentos de retos económicos. Hemos renegociado deuda, reducido gastos y hemos sido más eficientes en la fiscalización y eso nos ha permitido balancear el presupuesto, mantener servicios y todo sin imponer un centavo de carga adicional a nuestra gente. El IVA es malo para San Juan y malo para Puerto Rico”, concluyó la alcaldesa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.