Pierluisi urge atender deficiencias estructurales de la AEE

aee-logo-832-584x250-300x1281221WASHINGTON, DC  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, participa el lunes de las reuniones de la primera cumbre sobre la implantación de la Iniciativa de Seguridad Energética del Caribe (Caribbean Energy Security Initiative, CESI), a invitación del Vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.
Indicó que la cumbre, auspiciada por la Casa Blanca y el Departamento de Estado federal, es la primera que se lleva a cabo para implantar la Iniciativa, que fue anunciada por el vicepresidente Biden durante una visita a Trinidad y Tobago en junio de 2014.
“La Iniciativa de Seguridad Energética del Caribe busca ayudar a las naciones y territorios del Caribe a superar su dependencia en combustibles fósiles importados, tales como el diesel, para generar electricidad. La meta de la Cumbre es establecer los pasos para asegurar la sostenibilidad energética del Caribe a corto y largo plazo”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.
“Como jurisdicción americana en el Caribe, Puerto Rico es el candidato idóneo para servir de base de cualquier esfuerzo estratégico de Estados Unidos para promover la seguridad energética en la región. Similar a naciones soberanas en el Caribe, el territorio de Puerto Rico tiene problemas energéticos severos. La Autoridad de Energía Eléctrica está en crisis financiera, sus plantas dependen grandemente de petróleo importado y los residentes de la Isla pagan el doble por la electricidad que el promedio nacional. Aún cuando al momento, el precio del petróleo está a un precio históricamente bajo, existe un consenso entre expertos e inversionistas de que Puerto Rico tiene que atender estas deficiencias estructurales. A octubre de 2014, el costo promedio de la electricidad residencial y comercial en Puerto Rico era extremadamente alto: 26.7 centavos y 27.1 centavos kilovatio hora, respectivamente; un costo extraordinariamente alto”, añadió.
Pierluisi aseguró que como comisionado ha trabajado a nivel federal para mitigar estos problemas. Dijo que logró que el Departamento de Salud federal aumentara la cantidad de fondos federales disponibles bajo el Programa federal de Subsidio de Energía para ayudar a familias en la Isla a pagar sus facturas de luz, de 4 a 15 millones de dólares anuales. Este aumento beneficiará a unas 250,000 familias anualmente.
“Hace un mes, el presidente Obama firmó y convirtió en ley el proyecto de asignaciones para el año fiscal 2015, que incluye una enmienda de mi autoría que le requiere al gobierno federal a desarrollar una estrategia energética para la Isla. Específicamente, la Ley ordena que el gobierno federal elabore una estrategia para ayudar a Puerto Rico a reducir la dependencia en petróleo importado desde países extranjeros, mejorar el uso de fuentes de energía domésticas y mejorar la confiabilidad y eficiencia de la red eléctrica en la isla”, indicó Pierluisi.
Señaló que durante la Cumbre, en la que también participan el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, así como otros líderes de industrias y del campo de la energía, se discute, además, la implantación de una estrategia para modernizar y convertir la infraestructura energética de las naciones de la región de petróleo a gas natural, así como el acceso al financiamiento necesario para ello.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.