Pierluisi intensifica la pelea por la estadidad

080213-pierluisi-155x155121WASHINGTON, DC – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, entregó el martes a la mano una carta a oficiales de la Casa Blanca y el Departamento de Justicia federal que señala el progreso que se ha hecho por el movimiento a favor de la estadidad en Puerto Rico en los últimos años, y que establece su estrategia para asegurar la admisión de la isla como un estado de la unión.

Pierluisi indicó que la carta, dirigida al presidente Barack Obama, comienza con un resumen de los esfuerzos que ha liderado para promover la estadidad y honrar la voluntad del pueblo de Puerto Rico expresada en el plebiscito del 6 de noviembre 2012, en el que la estadidad fue favorecida.

“Aun con logros extraordinarios, soy el primero en reconocer que queda más trabajo por hacer antes de que se añada la estrella de Puerto Rico a la bandera americana. Utilizaremos toda estrategia y usaremos toda herramienta que adelante nuestra causa, porque la causa trasciende todo lo demás”, expresa Pierluisi en el documento.

Además, recalcó que, “no descansaremos ni cederemos. No puedo ni jamás le aconsejaré ser pacientes a mis constituyentes. Estos hombres y mujeres ya han esperado demasiado tiempo por la igualdad y la justicia. Entiendo su sentido de urgencia porque lo comparto completamente. Mi rol como líder del movimiento estadista es canalizar toda esa pasión por nuestro ideal de una forma positiva, para que ayude al movimiento estadista en vez de hacerle daño. Hemos tenido éxito durante los pasados seis años precisamente porque hemos sido inteligentes, estratégicos y enfocados. Como resultado, hemos avanzado sostenidamente, mientras que las fuerzas anti estadistas están en una retirada perpetua”.

Dado que tanto la Casa Blanca y el Congreso han respondido a los resultados del plebiscito de 2012, el comisionado residente expresó su opinión de que el siguiente paso debería ser el uso de los fondos disponibles para llevar a cabo una votación “sí o no” en Puerto Rico auspiciada por el gobierno federal sobre el ingreso la admisión del territorio como estado. Pierluisi proporcionó cinco razones por las que esta es la mejor estrategia para lograr la estadidad.

Entretanto, le solicitó al presidente o al secretario de Justicia “responder formalmente a esta carta, informándole al pueblo de Puerto Rico si la administración Obama concurre con mi conclusión de que una papeleta en la que aparezca la siguiente pregunta satisface todos los requisitos de la ley federal aprobada en enero de 2014: ¿Debe Puerto Rico ser admitido como estado en la Unión? ‘Sí o No’”.

En el documento, que también fue enviado a los copresidentes del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el estatus de Puerto Rico, el secretario de Justicia Eric Holder y la designada secretaria de Justicia Loretta Lynch, Pierluisi enumeró los logros específicos que se han alcanzado en los últimos años para resolver el estatus de Puerto Rico.

El comisionado residente señaló que, a su insistencia, la administración Obama y el Congreso “han cumplido con la responsabilidad más fundamental del gobierno federal en relación a este asunto, que es ser honesto acerca de las opciones de estatus disponibles para Puerto Rico si no desea continuar siendo un territorio de los Estados Unidos”.

“Sin excepción, su administración y el Congreso han sostenido que las únicas opciones para Puerto Rico son convertirse en estado o en una nación soberana, completamente independiente de Estados Unidos o mediante un pacto de libre asociación con Estados Unidos que cualquiera de las naciones pueda revocar. Su administración y el Congreso han rechazado consistentemente la opción de status llamada ‘ELA mejorado’ que procuran los líderes del Partido Popular Democrático. Los políticos que abogan por esta opción buscan confundir el debate de estatus, detener el ‘momentum’ del movimiento estadista y preservar el ‘status quo’. Por tanto, el hecho de que el gobierno federal ha rechazado inequívocamente esta opción tiene una importancia enorme”, le expresa Pierluisi al presidente Obama en el documento.

En la misiva Pierluisi menciona la radicación en el 2009 del H.R. 2499, “Puerto Rico Democracy Act”, que proponía un proceso de plebiscito patrocinado por el gobierno federal en Puerto Rico, el Informe del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el estatus de Puerto Rico de marzo de 2011, en el que se confirma que Puerto Rico es un territorio, que las únicas opciones disponibles para Puerto Rico son convertirse en estado o en una nación soberana, que el “ELA mejorado” no es una opción viable y que los severos problemas económicos de Puerto Rico están inextricablemente relacionados a la falta de resolución del problema del estatus.

Asimismo, Pierluisi destaca que en 2013 una comisión senatorial celebró una audiencia acerca del plebiscito de noviembre de 2012 y le recordó a Obama en el documento que durante en su visita a la isla en junio de 2011, el Presidente aseguró -refiriéndose al futuro político del territorio- que “cuando el pueblo de Puerto Rico tome una decisión clara, mi administración estará con ustedes”. Además, el funcionario destacó la asignación en enero del 2014 de 2.5 millones de dólares para la primera votación status patrocinado por el gobierno federal en la historia de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.