Pierluisi informa al Congreso la radicación en la Isla de proyectos de consulta de admisión

01-13-15 PierluisiWASHINGTON DC  – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, volvió a tomar un turno el martes en el hemiciclo de la Cámara de Representantes federal—por segunda vez desde que comenzó el nuevo Congreso la semana pasada—para informar a sus colegas sobre “la fase más reciente en la misión” de implantar el mandato expresado por el pueblo de Puerto Rico en el plebiscito de 2012.

“La semana pasada hablé sobre la misión de Puerto Rico de descartar su estatus territorial y convertirse en estado de Estados Unidos. Hoy, vengo a informarle a mis colegas sobre la fase más reciente de esta misión”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa, quien relacionó directamente la falta de solución del problema del estatus con los severos problemas económicos que ha sufrido Puerto Rico durante décadas.

“Al pueblo de Puerto Rico, además de carecer de derechos democráticos, también se le priva de igualdad ante la ley. El Congreso tiene licencia para discriminar contra los territorios y a Puerto Rico se le trata peor que a los estados bajo un sinnúmero de programas federales. Para compensar por el déficit en fondos federales, Puerto Rico ha tenido que coger prestado excesivamente para poder proveer servicios públicos adecuados. Este trato desigual es la razón principal por la que Puerto Rico ha sufrido problemas económicos durante décadas. La desigualdad, tanto política como económica, está obligando a miles de mis constituyentes a mudarse a los estados… no obstante, el Pueblo de Puerto Rico ha dicho ‘basta ya’. Exigen un estatus democrático y digno; un estatus digno para un pueblo digno”, dijo Pierluisi, en referencia al plebiscito de noviembre de 2012, en el que la estadidad obtuvo el 61.16 por ciento de los votos.

El comisionado le recordó a sus colegas que en abril del 2013, la administración le solicitó al Congreso una asignación de 2.5 millones de dólares para llevar a cabo la primera consulta para resolver el status político de la Isla con auspicio del gobierno federal en la historia de Puerto Rico. El Congreso aprobó la referida asignación y el 17 de enero de 2014, se convirtió en la Ley Pública 113-76; siendo éste “el paso más significativo que jamás haya tomado el gobierno federal en el debate del estatus”.

“He propuesto que la asignación sea utilizada para celebrar una consulta ‘sí o no’ sobre si el territorio de Puerto Rico debe ser admitido como estado, avalada por el gobierno federal. Algunos han alegado que Puerto Rico ya votó por la estadidad y no tiene que votar de nuevo. Este argumento está basado en una percepción errónea de la historia y de cómo trabaja Washington. Después de haber expresado contundentemente en plebiscitos locales el deseo de convertirse en estados, los territorios de Alaska y Hawái celebraron consultas de admisión ‘sí o no’ con auspicio del gobierno federal que culminaron en la estadidad. Si Puerto Rico desea convertirse en estado tiene que hacer lo mismo”, expresó Pierluisi.

En su mensaje, el comisionado señaló que su propuesta cuenta con apoyo amplio y bipartita, tanto en el Congreso como en la Isla.

“Ayer, en una extraordinaria muestra de unidad y determinación, los 22 miembros de la delegación estadista en la Cámara de Representantes de Puerto Rico y los 8 miembros de la delegación estadista en el Senado de Puerto Rico, presentaron proyectos idénticos proponiendo que se utilice la asignación del Congreso para celebrar una consulta de admisión con auspicio federal. Ahora, lo único que queda es que el gobernador y los presidentes de Cámara y Senado—quienes defienden al fracasado status quo—muestren algo de valor y bajen el proyecto a votación. Los verdaderos líderes no temen a los procesos democráticos ni a sus resultados”, dijo Pierluisi.

“Mientras tanto, las fuerzas estadistas continuamos avanzando en nuestra marcha, aumentando en tamaño y en fuerza. De hecho, esta mañana los estadistas se están manifestando en los alrededores de la Casa Blanca y después llevarán a cabo reuniones aquí en el Congreso. Durante las próximas semanas y meses, se intensificará nuestro cabildeo. Como individuos, nuestra habilidad para lograr un cambio está inherentemente limitada. Pero como movimiento unido, somos tan fuertes como el hierro. Luchamos por la Igualdad y no pararemos hasta lograrla”, concluyó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.