Gilberto J. Marxuach Torrós toma posesión como 10mo. Presidente de la Universidad del Sagrado Corazón

toma_posesión_02“Nosotros estamos llamados a salir al encuentro de estos jóvenes con brazos abiertos y recibirlos tal y como son, sin juzgarlos, y ofrecerles una cálida acogida y un espacio de esperanza. La Universidad debe ser más que un lugar de instrucción académica o profesional. La Universidad debe ser un segundo hogar, un centro de acompañamiento de vida”.
Gilberto J. Marxuach Torrós, presidente de la Universidad del Sagrado Corazón

San Juan de Puerto Rico. Con el entendimiento de que cada estudiante tiene su historia, personalidad, capacidades y un corazón lleno de ilusiones y planes para el futuro, Gilberto J. Marxuach Torrós tomó posesión hoy como 10mo. Presidente de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) en la Capilla de la Universidad.

La ceremonia de juramentación estuvo a cargo del Sr. José Rafael Fernández, Presidente de la Junta de Síndicos de la Institución y formó parte de la Santa Misa que presidió S.E.R. Mons. Roberto O. González Nieves, O.F.M Arzobispo Metropolitano de San Juan, concelebrada por varios sacerdotes.

En su mensaje, el Presidente de Sagrado expresó que existe el reto de responder con creatividad y sensibilidad ante las necesidades de cada estudiante. Además indicó que la Universidad debe caminar junto a cada estudiante, pero respetando su individualidad para que pueda forjar su propio camino sin temor.

Durante su mensaje, el Presidente enfatizó la importancia que tiene el encuentro personal entre el profesor y el estudiante, a pesar de los desarrollos tecnológicos que están transformando la academia. Precisamente, durante esa interacción personal es que el estudiante va desarrollando sus cimientos para ser protagonista de su educación.

Parte de su Juramentación reza: “Me comprometo a servir a la Universidad del Sagrado Corazón con todas las fuerzas de mi espíritu, con todo mi ser, y a vivir su misión de educar personas en la libertad intelectual y la conciencia moral dispuestas a participar en la construcción de una sociedad más auténticamente cristiana, solidaria en la justicia y la paz para lograr cumplir a cabalidad la misión de presidir esta universidad católica, cuyos orígenes se remontan al 1880 al llegar las religiosas del Sagrado Corazón a Puerto Rico”.

Al cierre de su mensaje, el Presidente humanizó sus palabras al mencionar por nombre algunos de los egresados de la Universidad, presentes durante la ceremonia, los que un día entraron por las puertas de Sagrado como semillas y hoy constituyen árboles fuertes que contribuyen al bienestar de nuestra sociedad.

La ceremonia contó con la asistencia de la Junta de Síndicos, estudiantes, egresados de la USC, facultad, administración, familiares, amigos y la visita especial de dos de sus profesores de la Universidad de Notre Dame.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.