FADEP denuncia maestros tendrán que trabajar el feriado del lunes

Rafael_Roman_metropr-300x15011SAN JUAN  – Los dirigentes del Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (FADEP) catalogaron el domingo como un acto más de revanchismo del secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román y la presente administración en contra del magisterio el que mientras a todos los demás empleados de la agencia se les concede el lunes 12 de enero como feriado, se haya dado la directriz de que maestros y directores escolares tengan que presentarse a la escuela.

Según Emilio Nieves, uno de los portavoces de la agrupación, con esta medida, se trata de dar un escarmiento al magisterio porque le hemos salido al paso a los planes que tiene el gobierno de privatizar y desmantelar la escuela pública.

“La pregunta que nos hacemos es cuánto se economiza el Departamento de Educación con esto, ya que de todos modos no se estarán ofreciendo las clases en ninguna de las escuelas del país. Lo cierto es que la entrega de notas a los padres y madres se pudo haber hecho el viernes. Evidentemente la agenda de la presente administración es establecer que el magisterio tiene menos valor y menos derechos que el resto de los compañeros trabajadores y trabajadoras de la agencia”, cuestionó Nieves en un comunicado de prensa.

Agregó que se trata de otra consecuencia más de la nefasta Ley 66 en la que “intencionalmente” se excluye al magisterio de cualquier mecanismo de diálogo y negociación y de restarle méritos a nuestra labor. Además, dijo que el DE no sabe apreciar y valorar la sacrificada labor del magisterio que por un lado tiene que trabajar cuatro, cinco y seis horas extras diariamente sin paga, se ve obligado a comprar materiales y a arreglar los planteles para poder dar clases. A esto se añade que tiene que soportar las humillaciones y desmanes que a cada momento se les antojan a los principales voceros de la presente administración, dijo Nieves.

“Los ataques a nuestro derecho al retiro, la negativa a concedernos un salario justo, la reducción del bono a 600 dólares, el anunciado cierre de 580 escuelas con la consecuente eliminación de más de 10 mil plazas, la continua campaña de difamación hacia nuestro trabajo, el haber convertido las vistas legislativas del Senado en un paredón contra el maestro, la maestra y los directores, y la pretensión de culparnos por todos los problemas que cada administrador de turno ha creado, definen claramente la trayectoria anti magisterial y anti educativa tanto del secretario Rafael Román como del gobierno”, señaló el líder magisterial.

“Una vez más Rafael Román ha demostrado ser enemigo del magisterio puertorriqueño. Dejamos claro que ese magisterio seguirá apuntando todas y cada una de esas injusticias, humillaciones y faltas de respeto para pedirle cuentas a los responsables de la presente situación, en el escenario que sea necesario, en el momento preciso. Para eso, nos organizamos”, concluyó.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.