DRNA y OGPe paralizan obras en el Balneario Los Tubos de Manatí

DRNA (Logo)SAN JUAN — La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, y el director ejecutivo de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), Alberto Lastra Power​, emitieron el miércoles, órdenes temporeras de cese y desista a la construcción en el Balneario Los Tubos, en Manatí, por aparente incumplimiento de leyes, reglamentos y planes aplicables a la zona, que es parte de una reserva natural.

La titular del DRNA explicó que la construcción puede estar en violación de cuatro estatutos, reglamentos y planes especiales.

“Luego de una evaluación exhaustiva, emito esta orden al amparo de estas leyes, planes y reglamentos, al igual que la Ley para la Reforma del Proceso de Permisos de Puerto Rico, según enmendada (Ley 161 de del 1 de diciembre de 2009)”, declaró la planificadora en un comunicado de prensa.

Dijo que las obras incumplen con las disposiciones del Plan y Reglamento Especial para la Cuenca Hidrográfica de la Laguna Tortuguero de la Junta de Planificación del 28 de octubre de 2000 para los terrenos que comprenden la Reserva Natural Laguna Tortuguero (que incluyen los terrenos del Balneario de Los Tubos).

Igualmente, la edificación incumple los alcances de la Ley para la Protección, Conservación y Manejo de los Arrecifes de Coral en Puerto Rico (Ley 147 del 15 de julio de 1999); la Ley para la Protección y Conservación de la Fisiografía Cársica de Puerto Rico (Ley 292 de 1999); y el Plan y Reglamento del Área de Planificación Especial del Carso (PRAPEC) del 4 de julio de 2014 para las Áreas de Planificación Especial Restringidas del Carso (APE-RC) (que incluyen los terrenos del Balneario de Los Tubos)

Por su parte, Lastra informó que la OGPe también emitió una orden para paralizar la obra, hasta que se cumpla con todos los requisitos que requiere la ley. “No vamos a permitir que se realicen obras que no cumplan con los documentos requeridos. Si bien es cierto que las obras y construcciones son parte del desarrollo económico en nuestro país, estas tienen que cumplir con las leyes y la conservación del ambiente debe ser parte integral de este desarrollo”.

Guerro Pérez señaló que el DRNA interesa conocer si al momento de solicitar y obtener un exclusión categórica ante la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), el proponente (Municipio de Manatí) informó en su solicitud que el proyecto se encontraba dentro de los límites de una reserva natural y que justo al norte, del área del balneario se encuentra uno de los sistemas de arrecifes de coral más importantes de la costa norte con especies en peligro de extinción como el Acropora palmata o cuerno de alce y el Acropora cervicornis o cuerno de ciervo. Las comunidades además han reportado que en el área hay cinco especies de corales en la lista federal de especies amenazadas, así como tortugas marinas en peligro de extinción.

El proyecto aparentemente no contó con la aprobación de una Declaración de Impacto Ambiental como requiere la Ley de Arrecifes de Coral de Puerto Rico. Además, tampoco cuenta con una autorización de la Secretaria del DRNA al amparo del Plan y el Reglamento del Área de Planificación Especial del Carso (PRAPEC).

Afirmó que tras la orden, el DRNA comienza un proceso administrativo en la que la parte querellada y el ministerio público presentan evidencia ante un oficial examinador que al final del proceso, rinde un informe del caso. El informe presentará recomendaciones a la Titular del DRNA, quien decide las acciones concluyentes y la parte querella tiene la potestad de ir a Tribunal de Apelaciones si no está conforme con alguna determinación del DRNA.

Para reportar situaciones que atenten contra los recursos naturales, las personas pueden llamar al Cuerpo de Vigilantes al 787-724-5700.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.