300 niños de residenciales públicos se certifican como bomberitos

01-25-15_bomberitosPONCE  – Un total de 300 niños entre cinco a 14 años, residentes de 16 residenciales públicos de las zonas norte y sur de Puerto Rico lograron certificarse como bomberitos tras recibir diversos talleres sobre prevención de incendios, así como otros talleres educativos, deportivos y culturales.
“Estos niños han logrado capacitarse en destrezas básicas de prevención de incendios y se convierten en líderes en sus comunidades y escuelas llevando el mensaje a otros niños y adultos de cómo evitar incendios. Hoy llegan hasta Ponce para conocer la historia y el origen de los bomberos, al tiempo que recorren varios lugares en la ciudad donde se recuerda el acto heroico en la que el civil Rafael Rivera Esbrí, dirigió a los bomberos Gregorio Rivera, Juan Romero, Pablo Ruiz, Pedro Sabater, Rafael del Valle, Cayetano Casals y Tomas Rivera, estos desobedecieron las órdenes del ejército de Estados Unidos y evitaron que las llamas del fuego destruyeran la ciudad”, dijo el jefe del Cuerpo de Bomberos, Ángel Crespo Ortiz en un comunicado.

Indicó que la actividad en la que fueron certificados los miembros de los clubes de bomberitos ocurrió en el aniversario 116 de los hechos del fuego del Polvorín en donde siete bomberos liderados por un civil lograron extinguir un incendio en los cuarteles del ejército norteamericano y que amenazaba con llegar hasta donde se guardaban las armas y municiones de los soldados, que hubiera arrasado gran parte de la ciudad de Ponce.

Crespo Ortiz, junto al administrador de la Administración de Vivienda Pública (AVP), Gabriel López Arrieta, a la alta oficialidad, bomberos y los bomberitos, encabezaron un desfile por varias calles de la ciudad de Ponce saliendo desde la estación de bomberos ubicada en el boulevard Miguel Pou, hasta llegar a la Plaza Las Delicias donde depositarían un arreglo floral para reconocer el acto heroico de los siete bomberos y el civil que salvaron la ciudad un 25 de enero de 1899.

Indicaron que en el desfile les acompañaron los representantes Néstor Torres Yordán, Víctor Vassallo Anadón, el senador Ramón Ruiz Nieves y el alcalde de Villalba Luis Javier Hernández Ortiz, mientras en la Plaza Pública, la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez fue representada por el administrador de la ciudad, Eliezer Velázquez Quiles.

Por otro lado, señalaron que el proyecto piloto que dio vida a esta iniciativa del Cuerpo de Bomberos en coordinación con la Administración de Vivienda Pública, recibió 96,000 dólares de fondos federales y logró impactar 16 residenciales en donde se promueva la seguridad y la prevención de incendios. El propósito de este proyecto es educar al mayor número posible de niños y adolescentes en medidas de prevención contra incendios y prevenir la delincuencia juvenil mediante la celebración de actividades deportivas, recreativas y educativas que propendan al mejor desarrollo físico y mental de nuestros niños y adolescentes.

Por su parte, el administrador de la AVP comentó que mediante un modelo educativo los participantes recibirán orientaciones dirigidas a la prevención de accidentes en el hogar y la comunidad.

“Cónsono con el plan de seguridad del gobernador, Hon. Alejandro García Padilla, unimos esfuerzos para capacitar a niños, adolescentes y adultos para salvar vida y propiedad. Queremos dar el ejemplo desde los residenciales públicos del país y prevenir la delincuencia juvenil. De esta manera, buscamos forjar los líderes del futuro, fortalecer nuestras comunidades y desarrollar los ciudadanos de bien que tanto necesita Puerto Rico”, manifestó López Arrieta.

Los 16 residenciales públicos que han sido impactados en esta primera etapa de este proyecto son en San Juan: El Prado, Jardines de Selles I y II, Fray Bartolomé de las Casas, Monte Park y Las Margaritas I, II y III. En Ponce: Dr. Pila, Ramos Antonini, Jose N. Gándara y Lirios del Sur; en Juana Díaz el residencial Leonardo Santiago. Mientras que en Villalba se impactaran los residenciales Maximino Miranda Jiménez y Enudio Negrón Guzmán, y en Peñuelas, el residencial Los Flamboyanes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.