Sobreviviente de masacre testificará por circuito cerrado

Justicia-300x21921BAYAMÓN  – La defensa de Christopher Sánchez Asencio y José Luis Bosch Mulero, acusados por los asesinatos de la llamada masacre de Guaynabo, se allanó el lunes a la moción de la Fiscalía solicitando se permitiera al principal testigo de cargo, a testificar a través de circuito cerrado en la vista preliminar.

“No hay que ser psicólogo para uno darse cuenta de la potencial afectación del testigo en este caso. Después de hablar con el psicólogo que lo evaluó y habernos éste informado sobre el tratamiento terapéutico que está recibiendo el menor, para manejar la pérdida (de su familia) y el duelo, entendemos que lo mejor es allanarnos”, señaló Mayra López Mulero, representante legal de Bosch Mulero, a su salida del Tribunal de Bayamón.

El abogado Orlando Cameron, representante legal del coacusado, Sánchez Asencio, igualmente se allanó a la petición de la Fiscalía que permitirá al menor, sobreviviente de la masacre, testificar a través de circuito cerrado.

No obstante, López Mulero aclaró que el haberse allanado al testimonio a través de circuito cerrado en esta etapa de los procedimientos, no la compromete a aceptar dicha alternativa en procedimientos futuros, refiriéndose específicamente al juicio en su fondo.

“Este menor está recibiendo tratamiento terapéutico para manejar su duelo, lo que significa que a través del tiempo su condición emocional podría mejorar lo suficiente como para poder ofrecer un testimonio en sala, pero eso lo veremos en su momento”, señaló López Mulero.

Sánchez Asencio y Bosch Mulero fueron arrestados el pasado 19 de noviembre por el asesinato cuatro miembros de la familia Ortiz Uceda, ocurrido en la urbanización Parque de los Frailes en Guaynabo, entre la noche del 17 y la madrugada del 18 de noviembre. Los acusados enfrentan 20 cargos cada uno con la posibilidad de sentencia a prisión de por vida.

Por otro lado, López Mulero sometió ante el tribunal una moción urgente de separación de los procesos en contra de los dos acusados. De acuerdo con la letrada, existen “defensas encontradas” entre su cliente, Bosch Mulero y el coacusado, Sánchez Asencio.

“Tenemos que recordar que al inicio de este caso en el testimonio que ofrecen ambos jóvenes, uno le echa la culpa al otro y viceversa. Y yo no puedo hacer un interrogatorio sin que Cameron esté objetando cada vez. Eso se sabe desde el saque”, dijo López Mulero.

Por su parte, la fiscal Janet Parra señaló que el Ministerio Público habrá de oponerse a tal moción. “Hay que recordar que en este caso hay una acusación de conspiración”, sostuvo la fiscal dando claramente a entender que ambos coacusados llegaron a un acuerdo y planificaron la comisión de los delitos que se le imputan.

La jueza Sylvia Díaz Solla dio hasta el 7 de enero a Fiscalía para contestar la moción. En esa fecha la jueza habrá de tomar una determinación sobre la moción sin escuchar más argumentaciones. La vista preliminar de este caso está pautada para el 9 de enero.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.