Puerto Rico no está listo para el aumento al salario mínimo federal

imagesSAN JUAN- El secretario del Departamento de Desarrollo Económico, Alberto Bacó dijo el miércoles que Puerto Rico no está preparado para un aumento al salario mínimo federal, aunque la meta debe ser que en la isla se pague más del mínimo.

“Tenemos que hacerlo simultáneamente con la recuperación económica en Puerto Rico. No podemos empezar a crear cargas que la economía todavía no puede observar. Hoy (Puerto Rico) no está preparado. Pero la meta tiene que ser esa”, dijo Bacó en entrevista radial (WAPA Radio).

“La meta tiene que ser que aquí se paga el mínimo de cualquier estado y que se pague sobre el mínimo. Hay estados que pagan sobre el minino. Esa tiene que ser nuestra aspiración”, agregó.

El miércoles trascendió que el jueves, con el inicio del nuevo año, el salario mínimo federal aumentará en 20 estados de Estados Unidos y en el Distrito de Colombia. El aumento es de hasta 9.47 en el caso de Washington. Actualmente el salario mínimo federal en Puerto Rico es de 7.25 por hora.

Sin embargo, Bacó dijo que entiende que el aumento no aplicará a Puerto Rico todavía. Tampoco ofreció detalles precisos sobre el impacto específico de este aumento para las empresas y comercios, dada la situación de los altos costos de operación que enfrentan actualmente.

El funcionario sostuvo que en la isla hay una medida de Cirilo Tirado que busca aumentar el salario a 15 dólares la hora de manera escalonada, que aun no ha sido atendido.

“Se debe trabajar en conjunto. El comisionado residente debe trabajar para que lo que se aplica a Puerto Rico sea ordenado, sea acorde a lo que la economía puede absorber. Si alguien quiere que eso aumente (el salario federal), soy yo porque eso trae riqueza de economía y es parte de lo que queremos de que en el bolsillo de los empleados sobre más dinero”, señaló.

De otra parte, Bacó hizo un llamado a la Legislatura para que se apruebe la Reforma Contributiva. “Yo apuesto a que el IVA es más cónsono a nuestra cultura. En la cultura nuestra se siente más cómodo cuando ve lo que está comprando, que una contribución amplia, que no ve a donde está yendo… Aquí la evasión ha sido muy difícil o casi imposible compatible”, señaló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.