PPT lamenta aprobación de ‘crudita’, insiste en alternativas

200px-PPTlogo2SAN JUAN  – El portavoz del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe lamentó en la noche del martes, la aprobación en la Cámara de Representantes del arbitrio al barril del petróleo, conocido como “la crudita”.

“Podemos añadir esta medida a la cadena que forman el IVU, la ley 7 y la ley 66: todas medidas que pasan el costo de la crisis al pueblo trabajador y que no ayudan a superarla. Es decir, medidas injustas e inefectivas. Son medidas que a través de impuestos, despidos o reducción de salarios golpean a los que menos tienen, mientras del país se fugan cada año más de 35 mil millones de dólares en ganancias que no tributan o tributan muy poco”, indicó Bernabe en un comunicado de prensa.

“No deja de ser indignante como el Gobernador ha optado por ignorar propuestas surgidas de legisladores de su propio partido, que, aunque insuficientes, van en la dirección correcta y hubiesen hecho innecesario el impuesto al petróleo. Esa es la propuesta de imponer un impuesto de 1.5 por ciento a las ganancias al ser repatriadas, que hubiese generado 320 millones de dólares más que la crudita, no hubiese golpeado el ya abollado bolsillo del pueblo trabajador y hubiese permitido empezar a recuperar parte de las ganancias que ahora se fugan. Pero el gobierno es muy terco e inflexible a la hora de atacar el nivel de vida del pueblo trabajador. Sin embargo, no se atreve tocar los grandes intereses económicos que gozan de grandes privilegios, aunque generan muy pocos empleos”, explicó el profesor universitario.

Bernabe indicó “que sigue prevaleciendo la incoherencia y la improvisación, siempre en contra del pueblo. Puerto Rico necesita una nueva política económica, que no se centre en la exención contributiva al capital externo, una verdadera reforma contributiva progresiva que haga pagar más, no al que menos tiene, sino a las grandes acumulaciones de riqueza, buena parte de la cual sale del país o no se invierte productivamente y una nueva política sobre la deuda que nos estrangula. Decir, como han dicho algunos legisladores que con la crudita el pueblo de Puerto Rico se paga a sí mismo es falso: estos recaudos, luego de pasar por varias manos fluyen todos al servicio de la deuda que nos estrangula y que exige más de 4 mil millones de dólares anuales. No podemos pagar esa deuda sin crecimiento económico y no podemos estimular la economía agobiados por esa deuda. Podemos seguir pagándola cueste lo que cueste y hundirnos cada vez más en la depresión o replantearnos el pago de la deuda. Esos tres ingredientes son necesarios: una nueva perspectiva de desarrollo económico, una verdadera reforma contributiva y una renegociación o incluso moratoria al pago de la deuda. Es lo único realista, pues es lo único que corresponde a la magnitud de la crisis. Mientras esto no se haga seguirán apagando un fuego tras otro, mientras la situación se agrava.”

Bernabe advirtió que el próximo paso del gobierno será impulsar una reforma contributiva engañosa y regresiva.

“Es engañosa porque se presentará como una atractiva reducción de la contribución sobre ingresos, pero vendrá acompañada de un aumento del IVU o del nuevo IVA, que son impuestos regresivos, que caen con mayor fuerza sobre el bolsillo del que menos tiene. Necesitamos una reforma contributiva progresiva, que redistribuya la riqueza y recupere una mayor porción para la inversión en el bienestar público, el bienestar de todos, y no el de unos pocos”, afirmó el portavoz.

Bernabe se unió al llamado de que el gobierno haga públicos los documentos que se están manejando en la elaboración de la reforma contributiva, incluyendo los informes de los consultores contratados por el gobierno.

“Queremos un debate abierto, sereno, a fondo sobre el tema, no una medida que como la reforma electoral antidemocrática, diseñada para bloquear el camino de nuevas voces como el PPT, se preparó en secreto y se sometió y aprobó en cinco días”, advirtió.