Niña jugando con fósforos ocasiona incendio en su cuarto en Peñuelas

09-18-13-incendio-300x22521PEÑUELAS  – Una niña de siete años ocasionó un incendio en un cuarto de su residencia en un barrio de Peñuelas, mientras se encontraba jugando con fósforos, informaron las autoridades.

El comandante Roberto García Rodríguez, jefe de los bomberos en la zona de Ponce indicó que “a eso de las 9:30 de la mañana se recibe una llamada a través del sistema de emergencias 911 indicando de un fuego de casa en el barrio Santo Domingo de Peñuelas, cuando llegaron los bomberos ya los dueños de la residencia y los vecinos habían logrado extinguir el incendio”.

Sobre el particular el bombero José Luis Velázquez, de la estación de Peñuelas, precisó que llegó a la residencia ubicada en la calle Cantera Final, propiedad de José Román Feliciano, ubicada en la carretera PR-132 del barrio Santo Domingo. Román Felicia indicó que el incendio ocurrió cuando su hija de siete años se encontraba jugando con fósforos en una habitación y se quemó un “matress” y un mueble. El sujeto, junto a varios vecinos lograron apagar el fuego con una manguera casera.

Román Feliciano de 27 años reside en esta casa junto a su esposa Migdalys Santos de 23 años y tres menores de siete, cinco y un año. Afortunadamente, nadie resultó afectado por el incendio, que dejó pérdidas estimadas en 200 dólares.

El jefe del Cuerpo de Bomberos, Ángel Crespo Ortiz insistió en la importancia de “no dejar fósforos o encendedores al alcance de los niños, al tiempo que recomendamos indicarles que los fósforos y los encendedores son herramientas de trabajo que pueden causarles daño”.

El funcionario puntualizó que en muchos incendios, ocasionados por niños jugando con fósforos, se ha evidenciado que los menores lo hacen a escondidas de los adultos quienes en algún momento les prohibieron a los niños el uso de estos. Mientras lo correcto sería indicarles que los fósforos y encendedores no son juguetes, por el contrario, son instrumentos de trabajo peligrosos que pueden causar daño y que los adultos son los únicos que deben usar los mismos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.