Líder sindical dice administración AGP no tiene ninguna credibilidad ni confianza

UTIER-JARAMILLO7-300x202SAN JUAN  – El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo señaló en el martes tres ejemplos adicionales de lo que llamó “el deterioro progresivo de la credibilidad de la presente administración gubernamental y lo ineficaz que va resultando mantener una actitud de diálogo con los representantes del mismo”.

“El despido fulminante del Ángel Narváez, director del Negociado de Conciliación y Arbitraje del Departamento del Trabajo el pasado miércoles en la tarde, por parte del secretario Vance Thomas, es una muestra más de un gobierno que a todas luces no cree en los foros adjudicativos e íntegros en donde los trabajadores puedan llevar sus controversias laborales”, dijo Figueroa Jaramillo en un comunicado de prensa.

El presidente de la UTIER dijo que no habría otra razón para el despido que no fuera la integridad y la capacidad profesional y un desempeño eficiente en la dirección de su departamento, con lo que Narváez logró mantener un ritmo satisfactorio de atención a los casos de los trabajadores, factor fundamental en el desarrollo de las relaciones obrero-patronales. “La pregunta que nos debemos hacer es si el secretario del Trabajo pretende desmantelar el Foro Arbitral donde los trabajadores llevan sus controversias”, cuestionó el portavoz de la UTIER.

Por otro lado, el líder sindical dijo que otros ejemplos de la falta de credibilidad son el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Juan Alicea Flores y la directora de Recursos Humanos, María Méndez. “Ambos funcionarios han dicho públicamente estar comprometidos con la salud y seguridad de los trabajadores en la AEE. Sin embargo, el lunes no se tomó acción rápida por parte de estos funcionarios para que el insensible conductor de una ambulancia, que reclamaba el pago de 125 dólares, antes de mover la misma, procediera a llevar a un compañero accidentado hasta el hospital”, denunció.

Finalmente, el dirigente sindical criticó duramente al gobernador por la manipulación mediática de la que se ha valido para imponer el nuevo impuesto al petróleo, conocido como la “crudita”.

“En cada comparecencia pública el gobernador García Padilla le ha mentido descaradamente al país. Primero, sobre las razones que justificaban el nuevo impuesto, luego sobre las consecuencias que tendría sobre el transporte público y la ausencia de fondos para satisfacer la nómina de los trabajadores y finalmente, cuando le anunció al país que contaba con los votos para su nefasto proyecto. ¿Qué credibilidad puede tener un gobierno que se vale del engaño deliberado y sistemático para imponer sus desacertados proyectos?”, reclamó el Figueroa Jaramillo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.