La crudita esta deficiente según Melba Acosta

melba-acosta-300x148SAN JUAN – La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (“BGF”), Melba Acosta Febo dijo el martes, que la versión aprobada en la Asamblea Legislativa del aumento al impuesto al petróleo tiene deficiencias.

“La Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó el Proyecto de Ley 2212, que tiende a situar a la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) en un camino hacia la autosuficiencia y proporcionar un mecanismo para la ACT de refinanciar sus préstamos pendientes con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) del Gobierno de Puerto Rico y una institución de crédito privado. Mientras que el Proyecto 2212 constituye un paso en la dirección correcta, la Asamblea Legislativa aprobó una versión del proyecto de ley que tiene ciertas deficiencias, que se han discutido con los líderes del Senado y de la Cámara. Esperamos seguir trabajando con la Legislatura para tratar estos asuntos importantes, de manera consensuada y constructiva, con el fin de lograr los objetivos de la Administración”, dijo Melba Acosta en declaraciones escritas.

Con el voto en contra del representante Luis Raúl Torres y Manuel Natal, pero con el visto bueno de un representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), se aprobó en la Cámara de Representantes el aumento al impuesto al petróleo, conocida como “la crudita”.

El representante del PNP que dio su voto a favor fue Pedro Julio “Pellé” Santiago. La medida se aprobó con 26 votos a favor, 23 en contra y un abstenido que fue la representante Luisa “Piti” Gándara.

La Cámara de Representantes y el Senado lograron en la noche del lunes aprobar un lenguaje satisfactorio para ambos cuerpos que permitió la aprobación de la crudita.

“Encontramos un lenguaje común que satisface a ambas cámaras… Para El senado estas enmiendas resultaban no negociables y por eso es que subsisten aun cuando revertimos al lenguaje original de la Cámara”, dijo el portavoz de la mayoría en el Senado, Aníbal José Torres.

Entre las enmiendas sustantivas, que para el Senado no resultaban ser negociables, destaca la eliminación del aumento automático por inflación al tributo. La otra enmienda que introdujo el Senado y se mantuvo corresponde al tope del 8.5 por ciento para el préstamo que se pretende tomar a cargo de los recaudos de la crudita. La tercera enmienda que se quedó fue la reestructuración de la Autoridad de Carreteras.

Los senadores accedieron a revertir el lenguaje que aprobó inicialmente la Cámara de Representantes. La única enmienda sustantiva que sufrió el proyecto fue en el Artículo 1.01 en el cual se condiciona el aumento al arbitrio al petróleo a la aprobación de un nuevo sistema contributivo. Específicamente, señala el proyecto, que “lo dispuesto en esta ley entrara en vigor junto con la aprobación del nuevo sistema contributivo de Puerto Rico, el cual se aprobara antes del 15 de marzo de 2015…”.

El texto original, del proyecto aprobado en la Cámara incluía como condición para la aprobación de la reforma contributiva la frase “de así permitirlo los procesos legislativos”. El alcance de la eliminación de esa frase es que obliga a los legisladores a votar a favor de la Reforma Contributiva, es decir, parece ir por encima de la discreción legislativa, según los legisladores de minoría.

“En el título del proyecto, ellos (la mayoría del Partido Popular Democrático) dan la impresión de querer suavizar lo de las condiciones de la Reforma Contributiva. Pero, en su parte dispositiva, se establece claramente que el legislador que vote en contra de la reforma contributiva estaría violando la ley”, denunció el portavoz de la minoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), Larry Seilhamer.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.