Importante premio a la innovación para estudiantes de NE en Caguas

NE-Merk3

San Juan, Puerto Rico (16 de diciembre de 2014) – Jóvenes del proyecto educativo Nuestra Escuela (NE), en Caguas, fueron galardonados con el Premio Merck a la Innovación en Salud, distinción que se les otorgó en reconocimiento a su iniciativa de emprendimiento agrícola “Nuestro Huerto Urbano”.

El premio recibido por los estudiantes de NE fue en la categoría “Joven Innovador”, renglón en el que compitieron con más de una decena de escuelas privadas y públicas de Puerto Rico, logrando el tercer sitial entre los mejores estudiantes innovadores del país, antecedidos por los alumnos de los colegios Carvin School y María Reina.

Esta es la primera gran distinción que reciben los estudiantes de NE por la realización de “Nuestro Huerto Urbano”, un proyecto educativo que surgió hace más de un año y que es desarrollado en lotes de terreno abandonados en el centro urbano de Caguas.
Esta novel iniciativa forma parte del proceso de educación de los jóvenes de NE, quienes reciben formación académica entre los grados de séptimo a duodécimo y cuya orientación es guiada por paradigmas de emprendimientos sociales y económicos sostenidos en prácticas solidarias.

“Nuestro Huerto Urbano” inició en febrero de 2013 con un laboratorio educativo para que los estudiantes experimentaran el valor de la producción agraria, al tiempo que adquirían destrezas para elaborar un plan de negocios y estrategias de mercadeo y venta, según explicó el profesor Fitzroy McGregor, quien dirige a los jóvenes a través del Circulo de Agricultura de NE.
Los primeros frutos del huerto se obtuvieron en abril de ese año, cosechando 198 lechugas (93 romanas y 105 del país), 93 plantas de pimientos, 458 arbolitos de moringa y 93 plantas de recao. Esos frutos son vendidos a la comunidad residencial y comercial cagüeña aledaña al huerto.

Como parte de su preparación académica, los estudiantes han visitado fincas y viveros alrededor del País para aprender técnicas de siembra convencional, orgánica, hidropónicas y acuapónicas. Sus visitas han incluido la Estación Experimental Agrícola de Gurabo y Río Piedras, una finca de guineos en Ciales, una tomatera en Santa Isabel, un centro de producción de tilapias en charcas naturales y caseras en Corozal y una finca de siembra hidropónica.

Este trabajo educativo, además del aprendizaje de la siembra, abarca destrezas vinculadas a forjar emprendimientos, por lo que la recuperación de espacios urbanos para el desarrollo de cultivos y huertos es, según el profesor McGregor, una de las formas de aumentar fuentes de alimento y reducir niveles de contaminación y desperdicios.

“Es nuestra responsabilidad educar a la juventud sobre la importancia de la producción agraria y el valor de explorar nuevos nichos de emprendimiento que nos convierta en ciudadanos autosuficientes y sustentables, y eso es parte esencial del trabajo que hacemos en NE, donde, además de la formación académica, nos ocupamos de la formación personal y espiritual de nuestros de jóvenes estimulándolos a crear modelos dirigidos a la sustentabilidad

económica”, sostuvo el maestro.
Este estímulo, en unión a la enseñanza educativa y la formación ciudadana que reciben los jóvenes de NE, ha sido clave en la distinción que han recibido como parte de la quinta edición del prestigioso Premio Merck a la Innovación en Salud, galardón que promueve la innovación como parte fundamental del fortalecimiento de nuestra sociedad.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.