Gobierno expande el Sistema de Detección de Disparos

04-21-14-AGP-Ponce-300x225SAN JUAN – El gobernador Alejandro García Padilla anunció el martes, la expansión del sistema de detección de disparos, conocido como Shotspotter, en casi toda el área metropolitana.

Además de la diversificación de los perímetros de vigilancia de disparos, el programa contará con 50 efectivos –entre oficiales estatales y municipales– y 15 vehículos equipados con computadoras atadas al sistema.

“Como saben, la lucha contra el crimen es una prioridad en mi administración. Por ello, desde enero del 2013, encaminamos un plan anticrimen que ha estado dando resultados concretos. De hecho, hasta el día de hoy tenemos 280 asesinatos menos que en el 2012, esto representa una reducción de 30 por ciento, la cifra más baja en dos décadas. Además tenemos 3,219 escalamientos menos que en el año 2012; 1,158 robos menos que en el año 2012 y el total de delitos Tipo 1 han bajado un 13.28 por ciento en comparación al año 2012. Hemos logrado además un incremento en los esclarecimientos a un 60 por ciento y las convicciones a un 84 por ciento”, destacó el primer ejecutivo en un comunicado de prensa.

Este sistema de detección de disparos se une a los otros esfuerzos completados por esta administración para combatir el crimen que incluyen mejorar las condiciones de trabajo de los policías; el incremento de los recursos para nuevos equipos y flota de vehículos; la inversión de $34 millones en la compra de nuevos helicópteros para FURA; y los acuerdos logrados con la Guardia Costera para la adquisición de ocho nuevas embarcaciones de vigilancia en alta mar para fortalecer el programa Escudo Costero.

Shotspotter es un sofisticado sistema de monitoreo cibernético que opera mediante la colocación de decenas de sensores acústicos en un perímetro determinado, que tienen la capacidad de, en 30 segundos, detectar la detonación de un disparo de arma de fuego, identificar si es un arma automática, grabar los disparos individualmente, identificar en un mapa de localización o posicionamiento global (GPS) el lugar y hora exacta en que se detonó el arma así como notificar automáticamente a las patrullas cercanas. El sistema, que ahora cubrirá a San Juan, Trujillo Alto, Bayamón y partes de Carolina y Guaynabo, se expandirá próximamente a municipios de la montaña, el sur y el oeste en áreas donde se reportan incidentes con armas de fuego.

En verano del año 2013, el gobierno comenzó a instalar el sistema de detección de disparos en un perímetro de varias millas cuadradas en el área metropolitana de San Juan, como un programa piloto. En agosto de ese año se adiestraron 22 agentes de la nueva unidad antidisparos así como varios fiscales a cargo de procesar casos utilizando esta importante herramienta. Luego en octubre se adquirieron y se prepararon cinco nuevas patrullas con las computadoras y equipos de comunicación de este sistema. Ese diciembre, se comenzaron los programas de vigilancia y el gobernador firmó las nuevas disposiciones de le ley de armas que imponen penas mandatorias de cárcel al que use, posea o porte un arma de fuego ilegalmente así como a los que disparan al aire y con las cuales se han logrado 470 convicciones.

“El resultado de todas estas iniciativas ha sido extraordinario. En julio del 2013, cuando se comenzó el proceso de monitorear los disparos, se reportaron 273 incidentes que involucraron sobre 1,000 disparos en un mes. Ahora los datos más recientes reflejan sólo 35 incidentes lo que representa una reducción de 86 por ciento de incidentes de disparos en el perímetro desde que comenzó el programa”, explicó García Padilla. En el primer año de implantación se logró una reducción de 31 asesinatos menos en esa zona de perímetro lo que representa una baja de 53 por ciento en comparación al año anterior, que no contaba son el sistema.

Antes de la implementación de Shotspotter, el tiempo promedio de reacción de la Policía –al depender del 911 o de querellas– era entre 18 a 22 minutos. Ahora con el sistema que notifica de forma inmediata sin necesidad de llamadas o de envío de mensajes por radio, el tiempo de reacción promedio es de 3 minutos y hay casos reportados de llegadas de patrullas en un minuto y 30 segundos. En las intervenciones que son parte del programa, se han logrado arrestar 25 personas, confiscar sobre 30 armas de diversos calibres, sobre 250 municiones y se han ocupado 19 vehículos de motor.

El sistema de detección de disparos se financia 100 por ciento con fondos federales mediante propuestas que hemos sometido y han sido aprobadas a través del Departamento de la Vivienda, la Administración de Vivienda Pública y la Policía de Puerto Rico. El gobierno federal ha asignado 5 millones de dólares para este programa que se extenderá por tres años.

“Con esta nueva ampliación enviamos un mensaje claro: el que dispare al aire lo vamos a localizar, lo vamos a arrestar y lo pondremos tras la rejas”, concluyó el mandatario.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.