División de Crímenes Mayores esclarece masacre ocurrida hace 10 años

12-09-14 PoliciaSAN JUAN  – A una década de la muerte del Exprocurador de menores Antonio Barceló Giménez y dos de sus hijas, el superintendente de la Policía de Puerto Rico, José Luis Caldero López dio a conocer el martes, que la División Especializada de Crímenes Mayores de la Policía de Puerto Rico y el fiscal Martín Ramos Junquera radicaron tres cargos de asesinato y uno de conspiración contra cinco sujetos que pertenecían a una organización criminal que operaban en varios residenciales del área de San Juan.

“Aquella fatídica noche del 11 de diciembre de 2004, el señor Barceló fue a recoger a sus hijas en su vehículo Mercury Grand Marquis a un concierto de música urbana en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón y cuando regresaban a su residencia por la carretera #2, fueron emboscados por esta organización criminal que planeaba interceptar a un rival del Residencial Monte Hatillo y que se encontraba en dicho coliseo. Su blanco manejaba un vehículo similar al de Barceló”, expresó Caldero López en un comunicado de prensa.

Varios individuos de los residenciales Monte Park, Las Dalias, Jardines de Sellés y Manuel A. Pérez fueron alertados mediante una llamada telefónica y llegaron hasta el coliseo en tres vehículos y ocuparon posiciones estratégicas en la carretera #2 vigilando un vehículo similar al de Barceló.

El jefe de la Policía añadió “desgraciadamente el licenciado Barceló fue divisado por este grupo, el cual le dio seguimiento hasta que se detuvieron en el semáforo de la carretera #2 frente a San Patricio Plaza cuando empezaron a disparar”.

En este trágico evento resultaron asesinados Barceló, de 51 años y sus hijas Yahaira Barceló Zegarra, de 24; y Laura Barceló Rosario, de 15 años. Otras tres personas que viajan en dicho vehículo resultaron heridas, y una cuarta resultó ilesa.

Los vehículos de los agresores salieron a toda prisa hacia San Juan y a la altura de Plaza Las Américas abrieron fuego contra los ocupantes de una Suzuki Vitara color blanco, cuyos ocupantes resultaron heridos.

Un total de once personas estuvieron involucrados en este crimen de los cuales cinco fueron asesinados, tres de ellos cumplen cárcel por otros delitos; dos se encuentran en la libre comunidad y uno fue arrestado anoche en el Residencial Manuel A. Pérez.

Los acusados fueron identificados como: Abdiel Morean Dones, quien se encuentra en el estado de Florida, Estados Unidos; Alex Rivera Huertas, cumple sentencia en la cárcel de Guayama; Israel Sánchez de la Rosa, cumple sentencia en la cárcel de Bayamón; Ángel Díaz Vélez, se encuentra en el estado de Massachusetts, Estados Unidos; Albert Saldaña Esquilín, cumple sentencia en la cárcel de Bayamón y Billy De Jesús Reyes, residente de Manuel A. Pérez fue arrestado anoche en su residencia.

La juez Lorraine Biaggi Trigo, del Tribunal de Bayamón impuso una fianza de 350,000 dólares a cada acusado para un total de 1.7 millones de dólares.

“Desde que creamos la División Especializada de Crímenes Mayores a cargo del teniente Ferdinand Acosta Prosper han sido largas horas de trabajo investigativo que han rendido frutos. Este es un ejemplo que a dos días de cumplirse 10 años de la muerte de esta familia la Policía de Puerto Rico sigue comprometido con el esclarecimiento de estos casos que han conmocionado al País. Agradezco el trabajo y el esfuerzo del Departamento de Justicia para que este caso fuera llevado ante los tribunales”, sostuvo el superintendente.

Por su parte, el secretario de Justicia, César Miranda quien estuvo presente en la conferencia expresó “reitero lo que he manifestado en varias ocasiones: no importa el tiempo transcurrido, vamos a continuar trabajando hasta esclarecer los serios casos de asesinatos que aún quedan pendientes. La unión entre el Departamento de Justicia, con la fiscal Phoebe Isales, y el grupo de Crímenes Mayores de la Policía, funcionan, está dando resultado”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.