Caguas sigue imparable y sólido en la cima

beisbol-300x2201CAROLINA – Una productiva quinta entrada de cinco anotaciones fue más que suficiente para que los Criollos de Caguas lograran su quinta victoria en ristra al superar 7-4 a los Gigantes de Carolina, en un partido reasignado que tuvo como escenario el Estadio Roberto Clemente Walker de esta municipalidad.

Con el triunfo los representantes del Valle del Turabo se afianzaron en el primer lugar de la tabla global con marca de 15-8, sacando un juego de ventaja sobre los Indios de Mayagüez que ocupan el segundo puesto con balance de 13-8. Carolina, por su lado, perdió su quinto choque consecutivo y cayó a 9-12, para mantener el cuarto y último lugar clasificatorio de la Serie Regular.

Caguas salió al frente 1-0 en la parte alta de la segunda entrada con sencillo de Trever Adams, quien fue remolcado por el cuarto doblete de la campaña de Johnny Monell. Pero Carolina reaccionó y tomó el comando en su oportunidad ofensiva al abrir Danny Dorn con pasaporte, marcando carrera con triple del japonés Masayoshi Tsukada, que anotó a su vez con batazo en el cuadro para irse al frente 2-1.

Los Criollos recuperaron el comando y decidieron el juego a su favor en el quinto acto ante el iniciador Mario Santiago, quien luego de retirar al primer bateador Henry Ramos le conectó sencillo y pisó la goma con el primer jonrón de la temporada de Luis Mateo. Luego vino Juan Silva y se embasó por error, llegando a segunda con sencillo de Ángel Sánchez, anotando el primero con doble de Rey Navarro, llenándose las bases con boleto intencional a Adams, sumando dos rayitas adicionales con el segundo incogible de Monell en el desafío que dejó la pizarra 6-2 a favor de los turabeños, que añadieron otra carrera más en el sexto ante el relevista John Anderson.

La victoria fue la primera del importado Jacob Barnes, quien completó las primeras cinco entradas en las que permitió dos carreras y cinco incogibles con cinco ponches y un pasaporte para mejorar su marca a 1-1. Perdió el nativo Mario Santiago (2-3) tras permitir las primeras seis carreras de los ganadores en 4.1 entradas de labor, de las cuales cinco fueron limpias.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.