Sesión Extraoridinaria para lograr “la crudita”

Capitolio_01-e1376839925357-300x16831221EL CAPITOLIO  – El gobernador, Alejandro García Padilla, informó en la noche del jueves “que debido a que la Cámara de Representantes no terminó el trabajo para considerar el Proyecto de la Cámara 2212 que permitiría adelantar las obras de infraestructura necesarias para el desarrollo económico del país, en los próximos días estará convocando una sesión extraordinaria”.

“Hubiera preferido que la Cámara terminara el trabajo de aprobar esta medida en esta sesión. Lamentablemente no pudieron completar el proceso ya que algunos legisladores necesitaron más tiempo. Por ello, estaré citando una extraordinaria para que los legisladores puedan culminar su trabajo”, dijo Garcia Padilla en declaraciones escritas.

La sesión legislativa terminó el jueves, ultimó día para aprobar medidas, sin que la Cámara de Representantes y el Senado hubieran podido llegar a un acuerdo sobre cual “salvavidas” lanzarle a la fiscalmente maltrecha Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), luego que no se lograra aprobar un nuevo arbitrio al petróleo y sus derivados.

En la Cámara se aprobó el proyecto 2242, el cual propone la creación del “Fondo Especial para Gastos de Nomina y Funcionamiento de la Autoridad de Carreteras y Transportación y la Autoridad de Transporte Integrado”, el cual estará bajo la custodia del Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico; autorizar que este Fondo se pueda nutrir durante el año fiscal 2014-2015, exclusivamente, de hasta cuarenta y cinco (45) millones de dólares del impuesto sobre los cigarrillos”.

Mientras, en el Senado se aprobó el proyecto 1161, el cual propone la transferencia de las deudas de la ACT a la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), conjuntamente con los fondos destinados inicialmente para su pago por las leyes 30 y 31 de 2013. En la propia exposición de motivos del proyecto del Senado se admite que la legislación propuesta no aumenta los impuestos aprobados, sino que los redistribuye entre la ACT y la AFI “para lograr los propósitos para los cuales se aprobó la Ley 31-2013 de una manera más eficiente efectiva”.

Pero para Perelló la medida del Senado no atiende el problema de la ACT.

“Ese proyecto, por si solo, no resuelve el asunto. Eso lo que hace es que transfiere la Deuda de la Autoridad de Carreteras a AFI. No hay ningún mecanismo de financiamiento nuevo o para los gastos operacionales”, dijo Perelló sobre la medida del Senado, la cual pasadas las 9 de la noche del jueves, no había llegado a la Cámara para consideración.

La medida de la Cámara fue una alternativa de último momento para proveer dinero inmediato a la ACT, cuyo director ejecutivo, Javier Ramos, reconoció la semana pasada no tener dinero para pagar la nómina de noviembre. Mientras que, el proyecto en el Senado es una medida de administración presentada el pasado mes de junio y revivida a última hora con la intención de liberar a la ACT de parte de su deuda, de manera que pueda destinar esa parte de sus ingresos que se usa para el servicio a la deuda, a sus gastos operaciones.

Sin considerar las especificidades de cada medida, lo cierto es que ambas resultan ser un parcho para darle tiempo a la quebrada agencia para seguir operando mientras se el Gobernador Alejandro García Padilla y los presidentes legislativos “ejercen su liderato” para conseguir los votos para aprobar el impuesto al petróleo –la “crudita” que propone elevar de $9.25 a $15.50 el impuesto sobre el barril de petróleo – o bien surge otra idea de financiamiento que salve a la ACT. Hasta la fecha, la búsqueda de votos no ha logrado conseguir el mínimo de 26 votos requerido para aprobar el impuesto, debido a la exigua mayoría que el Partido Popular Democrático tiene en la Cámara –apenas cinco legisladores (25 a 23).

De acuerdo con Perelló, las conversaciones con los legisladores continúan y “se ha avanzado mucho”, pero supuestamente persiste entre varios legisladores del PPD su interés en ver el alcance de la anunciada reforma contributiva y del impuesto sobre el valor añadido (IVA), proyectos para los cuales ni siquiera existe un borrador.

“Aquí ha habido un grupo de compañeros, incluso algunos de los cuales ya están a favor de la medida, quienes han establecido [su preocupación de] que el tiempo desde que se aprueba el aumento al crudo y la aprobación de la reforma contributiva, y los elementos que tiene, cumplen la reducción significativa en las contribuciones de todos los puertorriqueños”, explicó Perelló.

Queda pendiente de ver entonces, si la administración de García Padilla podrá producir al menos un borrador de reforma contributiva antes de la sesión extraordinaria para poder negociar con sus legisladores la aprobación del impuesto al petróleo y sus derivados.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.