Senado aprueba enmiendas al Código Penal

SenadodePuertoRicoSAN JUAN  – El Senado de Puerto Rico aprobó el jueves el Proyecto del Senado 1210 trabajado por la Comisión Conjunta Permanente para la Revisión Continua del Código Penal que recoge las enmiendas al Código Penal.

El proyecto contó con el voto de la mayoría parlamentaria del Partido Popular Democrático (PPD) y de la senadora independentista María de Lourdes Santiago. La delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) votó en contra de la medida.

En un comunicado de prensa se indicó que el texto aprobado no altera las penas dispuestas para los delitos de asesinato, agresión sexual, incesto, pornografía infantil y secuestro.

Durante la presentación de las enmiendas en el Hemiciclo, el senador Miguel Pereira describió el proceso que experimentó la medida. El legislador destacó que el Proyecto del Senado 1210 es una iniciativa “basada en estudios empíricos donde se establecen alternativas noveles de rehabilitación, particularmente la restricción terapéutica la cual estará disponible para personas que son privadas de su libertad por las conductas asociadas a su condición de adicción”.

“Yo conozco las cárceles, conozco el sistema. Hasta el momento hemos incumplido el mandato Constitucional de hacer posible la rehabilitación social y moral de las personas que delinquen. Este proyecto es un gran paso en la dirección correcta. La aprobación de esta medida le concede la discreción necesaria al juez para tratar al adicto como lo que es, un enfermo. Esto en rechazo a la filosofía actual que los castiga como criminales y limita su acceso a tratamiento. Les puedo expresar inequívocamente que las enmiendas aquí propuestas adelantan los principios constitucionales de lograr la rehabilitación de las personas transgresoras- mientras que restringe la libertad a las personas cuyas conductas atentan contra la seguridad y bienestar de la ciudadanía”, expresó Pereira quien fue secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación.

Se indicó que las enmiendas presentadas incluyen “una política sólida a favor de la rehabilitación”.

“A modo de ejemplo, propone la modalidad de restricción terapéutica como alternativa a la reclusión para personas con problemas de adicción en delitos que no conllevan violencia ni intimidación. En este caso, el acusado tendrá que someterse a un proceso de rehabilitación, condicionado a un informe pre-sentencia favorable, necesidad de tratamiento, posibilidad de rehabilitación y evaluación de riesgo/beneficio que esta alternativa presente para la comunidad”, dice el comunicado.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.