Segundo revés de las cenizas de carbón en los Tribunales

AES_Corporation_(logo)SALINAS – En un solo mes el Tribunal Apelativo de Puerto Rico emitió dos decisiones contrarias al uso de las cenizas de carbón, conocidas comercialmente como AGREMAX, producidas por la quema de carbón en la planta de la Applied Energy Systems (AES) en Guayama, según dijo el lunes el portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, Víctor Alvarado Guzmán.

En un comunicado de prensa, indicó que a principios del mes de noviembre el Tribunal Apelativo falló en contra del vertedero Ecosystems, Inc., establecido en Peñuelas, quien había apelado una decisión del Tribunal de Primera Instancia de Ponce que favoreció al Municipio de Peñuelas y la Ordenanza Municipal que prohíbe el depósito de cenizas de carbón o AGREMAX en suelo peñolano.

“Ecosystems depositó ilegalmente cenizas de carbón o AGREMAX en el vertedero de Peñuelas y ya dos Tribunales han validado la prohibición establecida por la Ordenanza Municipal. De hecho, los abogados de la carbonera AES estuvieron apoyando a los abogados de Ecosystems. Así que se podría considerar que AES también violó la Ley al enviar sus tóxicas cenizas de carbón al vertedero de Ecosystems, a pesar de que no podía hacerlo. Pero la multa tendrá que pagarla Ecosystems y sacar las tóxicas cenizas del vertedero”, dijo Alvarado Guzmán, quien también es asesor ambiental del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el Senado.

Comentó que la carbonera AES también había suscrito un Recurso de Revisión Administrativa ante el Tribunal Apelativo, impugnando la Resolución de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) la cual determinó que las cenizas de carbón son un desperdicio.

“Esa Resolución de la JCA determinó que las cenizas de carbón son un desperdicio, restringió el uso indiscriminado de las cenizas que AES ha estado haciendo durante años y permitió el depósito y uso de las cenizas en algunos vertederos del país. La AES sometió un recurso ante el Tribunal Apelativo y este lo desestimó por no tener jurisdicción. Así que las cenizas de carbón o AGREMAX es en realidad un desperdicio, más allá de la falacia de llamarle agregado manufacturado. La JCA determinó que el AGREMAX es un desperdicio”, explicó el portavoz ambiental.

Sobre la controversial decisión de permitir el depósito y uso de las cenizas de carbón en los vertederos, Alvarado dijo que es una “locura” de la JCA.

“Depositar material altamente tóxico como las cenizas en los vertederos pone en peligro a los trabajadores y las comunidades cercanas. Más aún, tapar la basura con material tóxico es una locura y se lo habíamos advertido a la JCA hace tiempo. Pero, si le tomó 12 años a la JCA darse cuenta que las cenizas de carbón son un desperdicio, lamentablemente le tomará 12 más en clasificarla como tóxicas, a pesar de que hay estudios que ya demuestran la toxicidad y radioactividad de ese desperdicios producto de la quema de carbón”, sostuvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.