Pierluisi reconoce a veteranos guaniqueños

11-11-14 pierluisi veteranos guanicaGUÁNICA – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, destacó el servicio de los veteranos guaniqueños durante una actividad que se llevó a cabo la noche del lunes en el Monumento al Veterano en la Plaza Manuel Jiménez Mesa en el Municipio de Guánica y en la que se reconoció de manera especial al Primer Teniente Manuel Alejandro Martínez Rivera, Comandante de la Unidad de Ingeniería de Combate de la Guardia Nacional de la Base Ramey en Aguadilla.

“Puerto Rico y sus hombres y mujeres valientes siempre han dado el paso al frente a la hora de responder al llamado de nuestra nación a defender la libertad y los principios democráticos que la distinguen. Cientos de miles han sido los puertorriqueños que han puesto el nombre de Puerto Rico en alto sirviendo en las fuerzas armadas de Estados Unidos. Por ello es que en la víspera de la celebración del Día del Veterano, es apropiado que estemos aquí rindiéndole tributo a nuestros veteranos guaniqueños”, dijo Pierluisi en el reconocimiento.

El comisionado residente participó de las actividades oficiales de reconocimiento a la dedicación y servicio de los veteranos guaniqueños, organizadas por el alcalde Santos “Papichy” Seda Nazario y en la que también participó Juan Ramírez, en representación del Procurador del Veterano, Agustín Montañez-Allman.

En su mensaje, Pierluisi hizo mención especial del Primer Teniente Manuel Alejandro Martínez Rivera, Comandante de la Unidad de Ingeniería de Combate de la Guardia Nacional de la Base Ramey en Aguadilla, a quien se le dedicó la actividad.

“Hoy destacamos el servicio del Primer Teniente Manuel Alejandro Martínez Rivera, Comandante de la Unidad de Ingeniería de Combate de la Guardia Nacional, la mejor Unidad de entrenamiento en la Guardia Nacional, reconocida como tal estos últimos dos años bajo su comando. Para mí, Manuel Alejandro, cartero de profesión, hijo de un ex-servidor público y de la Directora de la Escuela María McDougall aquí en Guánica, encarna esa capacidad, preparación y valentía que durante generaciones han distinguido a nuestros soldados”, dijo Pierluisi.

Según indicó, el Primer Teniente Martínez Rivera se enlistó en las Fuerzas Armadas a la edad de 25 años, luego de obtener un Bachillerato en Ingeniería Electrónica. Cuando regresó a Puerto Rico ingresó en la Guardia Nacional con el rango de Especialista en la Unidad de Aviación. Luego ingresó a la academia de candidatos para oficiales del Ejército de Estados Unidos, localizada en el Fuerte Allen de Juana Díaz.

Martínez fue el primer candidato a oficial seleccionado para ser Instructor en el programa Youth Challenge Academy. Posteriormente se graduó, se comisionó como Segundo Teniente, ejerció como “Assistance Manager” del Programa de Reclutamiento y Retención y asistió a la Escuela de Ingeniería. En el 2010, tras aprobar todos los cursos requeridos, fue llamado a servir en la Guerra en Irak.

“En Irak, Manuel se desempeñó como Comandante de Patrullas y tuvo bajo su cargo a 26 soldados. Realizó junto a sus soldados más de 225 misiones alrededor de Bagdad en la peligrosa búsqueda de explosivos. Inclusive, estuvo al borde de la muerte, cuando un cohete lanzado por un insurgente impactó la puerta del vehículo en el que viajaba”, detalló Pierluisi.

Además, detalló que por su servicio, obtuvo el rango de Primer Teniente y a su regreso se le honró con la Estrella de Bronce y la Medalla de Combate. Hoy es Comandante de la Unidad de Ingeniería de Combate, la cual ha sido reconocida como la mejor unidad de entrenamiento de la Guardia Nacional por dos años consecutivos bajo su comando,

“Sus servicios no terminan ahí. Manuel dirigió dos importantes misiones aquí en su tierra: el rescate durante el derrumbe de Utuado y la reconstrucción de escuelas en el área suroeste”, agregó Pierluisi.

Durante la actividad se colocó una ofrenda floral ante el Monumento al Veterano inaugurado el año pasado.

“Como padre, he aprendido que nuestra mayor responsabilidad con la sociedad es criar y educar a nuestros hijos para que se conviertan en hombres y mujeres de bien. Ese es nuestro mayor legado. A Don Manuel y Doña Luz, padres de Manuel Alejandro, vayan mis más sinceras felicitaciones; deben y tienen que estar muy orgullosos de Manuel, como lo estamos de todos nuestros veteranos. Como Comisionado Residente, y a nombre de todos los puertorriqueños a quienes represento, honro, agradezco y reconozco el servicio de todos nuestros veteranos, a quienes hoy destacamos en esta actividad,” concluyó Pierluisi.

El comisionado residente será orador en los actos del Día de Veterano, en Caguas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.