Guardia Costera monitorea la seguridad de los ferris a Vieques y Culebra

guardacostas-eeuu-300x195SAN JUAN – La Guardia Costera de Estados Unidos informó el viernes que monitorea de cerca el sistema de ferris de Fajardo a las islas municipio de Vieques y Culebra, a raíz de las fallas de seguridad que se produjeron tras una protesta protagonizada por residentes y usuarios de las lanchas.

La Ley de Seguridad en el Transporte Marítimo requiere que las embarcaciones comerciales y las facilidades reguladas de los puertos, como las lanchas y terminales de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM), implementen las medidas de control de acceso correspondientes según las disposiciones provistas en sus planes de seguridad aprobados por la Guardia Costera.

En un comunicado de prensa se indicó que infracciones a estos planes de seguridad pueden resultar en que las facilidades y embarcaciones pierdan su certificación de la Guardia Costera que es necesaria para permitir que las lanchas de ATM continúen el servicio de pasajeros.

”Un fallo de seguridad en una embarcación comercial de pasajeros o facilidad portuaria regulada es un asunto grave que pone en peligro la seguridad del sistema de transporte marítimo de la isla”, dijo la comandante Kailie Benson, jefa del Departamento de Prevención del Sector San Juan.

La oficial explicó que Guardia Costera está trabajando con el Departamento de Transportación de Puerto Rico (DTOP), ATM y la Policía en fortalecer los planes de seguridad de las embarcaciones y facilidades, para garantizar la seguridad de los miles de residentes y turistas que utilizan este servicio.

Se confirmó que desde enero de 2014 se han reportado cuatro fallas de seguridad de embarcaciones o facilidades directamente relacionadas con la operación de los ferris entre las islas de Fajardo, Vieques y Culebra ocasionadas por los usuarios del sistema.

El fallo de seguridad más reciente recayó sobre una embarcación en el terminal de lanchas de Fajardo el 19 de octubre, que fue reportado a la Guardia Costera por el oficial de seguridad de la ATM. Durante dicho incidente más de 40 personas y 20 vehículos, que buscaban ser transportados a Vieques, abordaron sin permiso el ferry de carga y pasajeros, Isla Bonita, y se negaron a desembarcar.

Esta situación ocasionó problemas con la seguridad y estabilidad de la embarcación. La Guardia Costera ordenó a Isla Bonita cesar sus operaciones en espera de una investigación sobre las circunstancias relacionadas con el incidente y la implementación de medidas de seguridad reforzadas por parte de la ATM. Al día siguiente, la Guardia Costera autorizó a la Isla Bonita a reanudar sus operaciones.

”De ocurrir una falla de seguridad como ésta, nuestro protocolo conlleva paralizar las operaciones de las embarcaciones y ordenar el cierre de los terminales de pasajeros hasta que podamos determinar que es seguro permitirles reanudar sus operaciones y que la embarcación continúe su itinerario”, dijo la comandante Benson.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.