El Movimiento Unión Soberanista reclama la inmediata salida del secretario de Educación, Rafael Román

Rafael_Roman_metropr-300x1501SAN JUAN  – El Movimiento Unión Soberanista (MUS), por voz de su presidenta, la licenciada María de Lourdes Guzmán, reclamó el viernes, al gobernador, Alejandro García Padilla la inmediata destitución del secretario de Educación, Rafael Román, ante la denuncia de que al presente, la exsecretaria de Educación, Odette Piñero, mantiene contratos con dicha agencia, que le han generado cerca de 6,000,000.00 millones de dólares durante la administración popular.

“El gobernador García Padilla ofreció al país, entre otras cosas, eliminar contratos en las agencias públicas como medio para buscar ahorros. Ahora resulta, que la exsecretaria del Departamento de Educación bajo el gobierno de Luis Fortuño, por medio de una entidad llamada Global Education Exchange Opportunities, ha recibido cerca de 6 millones de dólares en contratos. En momentos en que el Departamento de Educación atraviesa una de sus peores crisis, cuando se limitan servicios de transporte, servicios a los estudiantes de educación especial, cuando se marchan más de 150 maestros al mes por las precarias condiciones de trabajo que subsisten en el sistema de educación pública, cuando en las escuelas hacen falta maestros, orientadores, trabajadores sociales, entre otros profesionales, cuando se reforma el sistema de retiro de los maestros, cuando se cierran y se abandonan escuelas, cuando hacen falta materiales y libros, el Departamento de Educación se da el lujo de despilfarrar millones de dólares que van a parar a las manos de una persona que fue despedida del Departamento por su ineptitud”, indicó la licenciada Guzmán en un comunicado de prensa.

“Considerando el descalabro en que se encuentra el Departamento de Educación, esta situación es simplemente inaceptable. Si el secretario de Educación planteara su desconocimiento sobre la existencia de estos contratos, debe ser despedido, cuando menos, por negligente. Estos contratos no tienen justificación alguna”, añadió Guzmán

“Frente a las denuncias de un comienzo de curso escolar con crisis en el transporte, en los servicios a los niños de educación especial, falta de maestros, etc., el Gobernador dio un ultimátum al secretario de Educación para resolverla. Poco después, se denunció que el Secretario Román aumentó la plantilla de empleados de confianza y como si ello fuera poco, mantiene contratos millonarios de esta naturaleza. Ello refleja, cuando menos, negligencia crasa en la dirección de una de las agencias públicas más importantes de nuestro país. La única justicia que merecen los componentes del sistema de educación pública, es la destitución del secretario Román”, concluyó diciendo Guzmán.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.