Delegación PNP advierte sobre cambios en el Código Penal que desprotegen a víctimas

Capitolio_01-e1376839925357-300x1683121EL CAPITOLIO – La portavoz Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón denunció el miércoles que los cambios realizados al Código Penal abren la puerta de las cárceles a criminales que ponen en riesgo a las víctimas.

“Las enmiendas originales al Código Penal del 2012 propuestas por el Partido Popular proponían reducir significativamente las penas en delitos contra la vida, integridad física e intimidad sexual, con un fuerte impacto negativo en las víctimas. La tenaz fiscalización de la Delegación del PNP en la Cámara y la opinión pública obligaron a que el PPD desistiera de introducir varias de las enmiendas originales, aunque las que lograron aprobar siguen siendo conflictivas”, dijo González Colón en declaraciones escritas.

Indicó que durante el debate en el último día de la Cuarta Sesión Ordinaria, la delegación PNP propuso enmiendas, como la no reducción de penas, cambios en el lenguaje y eliminación de propuestas, pero ninguna fue aprobada por la mayoría.

Según la legisladora, con el Código Penal ahora se deroga el artículo sobre “Anuncios de Medios para Producir Abortos Ilegales” y se cambia la pena de agresión sexual dependiendo la modalidad del delito. En algunos casos las penas las reducen de 50 a 25 años. Además, se reduce la pena de ocho a tres años en el delito de ‘Restricción de Libertad Agravada’, mientras que en el delito de ‘Apropiación Ilegal Agravada’ se reduce la pena de 15 a ocho años; en los casos de bienes con valor entre 500 y 10,000 dólares, se reduce la pena de ocho a tres años.

Asimismo, la representante dijo que se reduce la pena de cuatro años a seis meses en el delito de ‘escalamiento’; mientras que en el ‘escalamiento agravado’ (edificio ocupado o que la víctima tenga expectativa de intimidad; uso de fuerza para penetrar) – se reduce la pena de 18 a ocho años.

“Esto significa que ahora la pena por escalar una propiedad es menos de la mitad de lo que antes era, por lo que no existe disuasivo para evitar esta conducta, ya que literalmente casi se permite la invasión de morada. Lo mismo ocurre con la restricción a la libertad y la agresión sexual. Este código deja sin protección a la mujer y vulnera su dignidad ante uno de estos eventos”, señaló la representante González Colón.

Además, dijo que se eliminó el artículo sobre “Caso Fortuito” y se sustituyó por uno titulado “Conducta Insignificante” a los fines de eximir de responsabilidad penal cuando la conducta no amerite procesamiento ni pena; enmienda que dejaría a la calle a sinnúmero de delincuentes pues no se establecen parámetros para determinar si una conducta es insignificante, cuyo concepto es ambiguo en su totalidad. “Esto abrirá las puertas para sabrá Dios cuantos casos de corrupción o conducta gubernamental de funcionarios de esta administración”, advirtió la portavoz.

En cuanto a la facultad sobre “Revocación de Licencia de Conducir”, la expresidenta cameral dijo que se elimina la obligatoriedad de revocarla en casos de muertes ocurridas al conducir un vehículo de motor bajo los efectos del alcohol o sustancias controladas. Con relación a la reincidencia, se proponen cambios que harían más condescendiente la aplicabilidad del artículo. El individuo reincidente, por su naturaleza delictiva, es aquel que represente un mayor peligro para la sociedad, por lo que la administración de la justicia debe ser más severa. Sin embargo, se propone reducir a la mitad el efecto de la reincidencia. Esta enmienda le da un pasaporte de impunidad a los que delinquen.

Entretanto, alertó que se introduce como causas de extinción de la acción penal, además de muerte, indulto y prescripción, el “archivo por razón de legislación que así lo disponga”.

“Este cambio nos parece que abonará aún más a la incertidumbre jurídica en materia penal pues permite que la Asamblea Legislativa, así como así frene los procesos criminales, intervenga con la decisión de un juez, en un claro choque de poderes entre el legislativo y judicial, además de permitir que la Legislatura políticamente ‘indulte’ a criminales o evidentemente pueda tirarles la toalla a sus funcionarios. No nos extrañaría que con esta cláusula le archiven casos a los alcaldes de Guayanilla y Corozal”, alertó González Colón.

De igual manera, dijo se redujeron los términos para cualificar para Libertad Bajo Palabra. “Esta disposición podría devolver a los criminales a nuestras calles, en perjuicio de las víctimas de delito, sin que el victimario haya cumplido la pena debida”, advirtió.

“Contrario a la impresión que se quiere dar, luego de aprobado el Código Penal de 2012 comenzó a reducir la criminalidad. Esto lo evidencian las propias estadísticas de la Policía de Puerto Rico. Las estadísticas oficiales demuestran la efectividad del Código Penal de 2012 y su efecto en la prevención de delitos que es el fin máximo de toda disposición penal”, sostuvo.

“Los deponentes solicitaron que la medida entrara en vigor 180 días después de su aprobación sin embargo sólo se concedieron 90 días. Esto dificultará el readiestramiento de los jueces, fiscales, policías, entre otros oficiales del orden público”, indicó.

La expresidenta cameral censuró que legislación de tal envergadura se aprobara de manera rápida y que el Partido Popular Democrático (PPD) celebró cinco vistas en cinco semanas. Además denunció que en ese proceso no le notificaron al único representantes por el PNP, Enrique “Quiquito” Meléndez, sacando a la minoría de la discusión.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.