Ciudadano/as se manifiestan a favor de transporte público y renegociación de deuda pública

notimas_squared_01111111Convocan a manifestación para mantener disponible el servicio de Tren Urbano.

San Juan – Durante la tarde de hoy un grupo de ciudadanos/as se expresó a favor de la preservación y expansión de los servicios de transporte público y en repudio a la propuesta para el impuesto a los derivados de petróleo, conocido como la crudita.

De la misma forma, convocaron a la ciudadanía a unirse a la manifestación que realizarán durante la noche en algunas de las estaciones del Tren Urbano para impedir su cierre. El grupo manifestó que entiende innecesario el cierre patronal de los servicios de transportación pública anunciado por el gobernador Alejandro García Padilla, ya que lo perciben como un chantaje para generar un clima de miedo que redunde en la aprobación del nuevo impuesto.

Según expresaron, las alternativas propuestas desde el ejecutivo presentan un falso dilema a la clase trabajadora del país. “Es increíble que se nos quiera ver la cara de tontos, haciéndonos pensar que solo existe la alternativa de aceptar el nuevo impuesto o someterse al cierre de los servicios de transporte colectivo, cuando sabemos que hay otras opciones.

Es hora de que se comiencen a discutir la raíz de los problemas fiscales de las agencias de gobierno, la cual radica en la priorización de los pagos a bonistas e inversores por encima de la atención a las necesidades del pueblo.” Como parte de sus propuestas exigen la renegociación de la deuda pública, un alto a la emisión de bonos, la realización de un referéndum para derogar la sección 8 del Artículo VI de la constitución de Puerto Rico, un impuesto a las ganancias capitales de las compañías multinacionales establecidas en Puerto Rico, que se realice un proceso participativo para auscultar necesidades de la ciudadanía en cuanto a rutas y servicios de transporte colectivo, aumentar los arbitrios a la venta de autos nuevos, la aportación municipal del 50% a los costos para la operación de los transportes públicos en las áreas servidas por la AMA, MetroBus, Tren Urbano y Lanchas, así como la renuncia inmediata de Javier Ramos Hernández y Miguel Torres, funcionarios a cargo de la Autoridad de Carreteras y Transporte y Departamento de Transportación y Obras Públicas, respectivamente. “Desde el IVU, la Ley 7, la Ley 66, y ahora la crudita vemos como los partidos en el poder prefieren afectar la economía de las familias trabajadoras, mientras dejan intactas las cuentas de las compañías que se lucran del esfuerzo de nuestro trabajo y reciben el mantengo corporativo.”

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.