Chocan posiciones del Presidente y el Secretario General del PNP sobre política migratoria de Obama

Pnp-PropuestasSAN JUAN – Mientras el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, asegura que la política migratoria del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, es una “apropiada”, el secretario general de esa colectividad, el representante José Aponte, catalogó la posición de Obama de “hipócrita y contradictoria”.

Ambos líderes de la Palma, circularon por separado comunicados de prensa expresando su posición tras el anuncio del mandatario estadounidense de una acción ejecutiva que ampara de la deportación entre 4.5 y 5 millones de inmigrantes indocumentados de los 11 millones que viven en el país.

“Al utilizar su autoridad para establecer prioridades en inmigración –como lo hicieron previos presidentes de ambos partidos- el Presidente Obama protege y “escuda” a casi cinco millones de inmigrantes indocumentados de la deportación, incluyendo a individuos que fueron traídos a este país como niños previo al 1 de enero de 2010, irrespectivo de su edad actual, así como a padres de niños que son ciudadanos americanos o residentes legales permanentes y han vivido en este país durante por lo menos cinco años. Miles de residentes de Puerto Rico -trabajadores miembros de nuestra comunidad- se beneficiarán de esta medida ejecutiva”, dijo Pierluisi en declaraciones escritas.

El presidente novoprogresista dijo que le parece “completamente apropiado” que el gobierno federal enfoque sus esfuerzos en la deportación de criminales y de aquellos “con lazos frágiles con la nación”.

Por su parte, Aponte, quien es el secretario general del PNP, y junto a Pierluisi, la principal figura administrativa del Partido, catalogó de “hipócrita y contradictorio” el mensaje migratorio de Obama.

“Es una falta de respeto, no solo a los 3.6 millones de ciudadanos Americanos que residen en Puerto Rico, pero a todos los puertorriqueños que actualmente viven en un estado de la Nación. El realizar un discurso de esta magnitud y tomar en cuenta la desigualdad que por más de un siglo experimentan los residentes de nuestra amada Isla, es un acto hipócrita y contradictorio”, manifestó Aponte a través de otro comunicado.

Según Aponte, la parte central del mensaje de Obama fue anunciar que las personas indocumentadas que tengan hijos, ciudadanos americanos o residentes permanentes, y que estén viviendo en el país desde hace más de cinco años, podrán quedarse en los Estados Unidos siempre y cuando no tengan antecedentes penales.

“Llama la atención que el presidente Obama atienda el asunto de los inmigrantes indocumentados, asunto que entiendo se debe atender, como también entiendo que se debe atender el issue de los ciudadanos americanos residentes en la Isla que no tienen igualdad de derechos, lo que se pretende hacer con los inmigrantes”, dijo Aponte.

Aponte le hizo un llamado al Congreso de los Estados Unidos para que corrija lo que catalogó como “el error de Obama” y actúe a favor de la “expresión libre y democrática de los puertorriqueños”.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.