Califican como ultraje al bolsillo el impuesto a las remesas

timthumbEL CAPITOLIO – El representante estadista Carlos “Johnny” Méndez reaccionó a la aprobación en la Legislatura de las nuevas reglas del impuesto a las transacciones de transferencias monetarias.

Se trata del Proyecto de la Cámara 2191, que fue aprobado la tarde del miércoles en el Senado, tras haber sido aprobado el pasado domingo en la Cámara de Representantes.

“La actual administración se cree que está haciendo ‘la gran cosa’ al vestir un lobo de oveja con los cambios en los impuestos a las remesas. La buena intención detrás de estas enmiendas no justifica el ultraje al bolsillo de los puertorriqueños”, dijo Méndez en un comunicado.

“El asalto al pueblo es de proporciones monumentales. Se escudan de su fechoría diciendo que solo es un por ciento de aumento; y eso es cierto. Pero lo que no discuten públicamente es que ampliaron la base de las transacciones de una manera absurda. Con la versión aprobada en el Senado, si un empleado de una de las fábricas de mi distrito decide cambiar el cheque en una institución que no sea un banco, ya tendría que pagar el impuesto, como si eso fuera una remesa. La cantidad de transacciones que van a tener que pagar el impuesto es tan grande, pues se eliminó el requisito de que las mismas fueran realizadas al extranjero. Ahora se van a cobrar impuestos de todas las transacciones de transferencias monetarias, que no sean realizadas en bancos o en el correo postal, independientemente desde dónde y hacia dónde se están enviando las transferencias de dinero”, dijo el representante por Fajardo, Ceiba, Luquillo, Río Grande, Vieques y Culebra.

El legislador insistió en que se está abusando de las personas pobres, que no tienen dinero suficiente para tener una cuenta de cheques, pues ahora al comprar giros en negocios de transferencias van a tener que pagar un dos por ciento de impuesto.

“Creo que hay mucha oportunidad de eliminar otros gastos en el presupuesto actual y transferir estas partidas al Departamento de la Vivienda para poder costear este –y otros- proyectos de viviendas de interés social. Pero con estas enmiendas si un viequense o culebrense se queda varado en Fajardo, cosa que pasa con mucha frecuencia, y necesita dinero para pasar la noche, más le vale que no le envíen una transferencia, un giro o un pago en PayPal, pues van a tener que pagar el impuesto a la transferencia, a pesar de que esa transacción no es una “remesa” que se envía al extranjero. Esa es la lógica de la presente administración, vestir santos desvistiendo otros. Definitivamente así no se puede hacer obra de gobierno”, expresó.

Insistió en que se pueden buscar fondos para los programas de viviendas de interés social sin tener que desangrar los bolsillos de las clases más pobres, que muchas veces dependen de esas transferencias para poder subsistir o sostener a sus familias, en Puerto Rico, las islas municipio y otras jurisdicciones cercanas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.