Caldero asegura masacre familiar de Guaynabo está esclarecida

policiapr10-380x250-300x197131111SAN JUAN – El superintendente de la Policía, José Caldero, aseguró que la masacre familiar de Guaynabo está totalmente esclarecida y que el miércoles se radicarán varios cargos contra los dos sospechosos por el vil crimen.

“Sí (el caso está totalmente esclarecido). Anoche nos reunimos con el equipo de trabajo, todos los investigadores. Se designaron desde temprano tres equipos de trabajo para trabajar junto a la Fiscalía. Se trabajó la escena de la urbanización Versalles, la escena donde estaban las tres personas muertas y la escena donde estaba el jovencito de 15 años”, dijo Caldero en entrevista radial (Radio Isla) al reafirmar que el caso está esclarecido.

Por otro lado, Caldero dijo que la noche del martes se allanó la residencia objeto de la orden de desahucio en la urbanización Versalles y dos vehículos. Se ocuparon dos armas de fuego; una Intratech 9 milímetros y una pistola 45, que son compatibles con el crimen. “Obviamente hay que esperar los exámenes periciales, pero todo nos está concordando”, dijo.

El jefe policiaco confirmó hay admisiones de los hechos pero no quiso entrar en detalles, pues todavía el caso no se ha radicado. Se espera que la mañana del miércoles se radiquen cargos por asesinato, Ley de Armas y secuestro contra José Bosch y Christopher Sánchez Asencio.

De acuerdo con las autoridades, el primero fue arrestado y el segundo se entregó a las autoridades en relación a la matanza de cuatro miembros de una familia por una situación por una orden de desahucio de una residencia alquilada. Miguel Ortiz Díaz; su esposa, Carmita Uceda Ciriaco y Clementina Ciriaco López, madre de Uceda, fueron asesinados en su residencia en la urbanización Los Frailes de Guaynabo. Un hijo de la pareja, identificado como Miguel Ortiz Uceda de 15 años fue encontrado ultimado en la carretera PR-174 de Guaynabo, mientras que otro hijo de la pareja de 13 años, sobrevivió.

Por su parte, el secretario de Corrección, José Fernández confirmó en entrevista radial (NotiUno) que una vez los imputados lleguen a la prisión, serán enviados máxima seguridad y que serán protegidos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.