Alegan es ilegal eliminación de filas para impedidos en Venta del Madrugador

dacoEL CAPITOLIO – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Comisión cameral de Asuntos del Consumidor, el representante Jorge Navarro Suárez, criticó el martes al secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames, por promover la eliminación de filas preferenciales para impedidos durante la Venta del Madrugador.

Según el representante, la Ley 44-1985, conocida como la Ley de Prohibición de Discrimen Contra Impedidos, dispone que las entidades privadas vienen obligadas a llevar a cabo los acomodos razonables para asegurar que las personas con impedimentos puedan participar en la sociedad e integrarse a ella en todos los aspectos, incluyendo la adquisición de bienes y servicios.

“Si consideramos la naturaleza de un evento como la Venta del madrugador, es claro que el único acomodo razonable que los comerciantes pueden llevar a cabo para atender las necesidades de las personas con impedimentos es precisamente las filas preferenciales. La eliminación de estas filas para este sector tan vulnerable es un acto ilegal que esencialmente excluye a este segmento de la población de poder integrarse plenamente a este importante evento económico y poder beneficiarse de las ofertas y especiales”, dijo el legislador en un comunicado de prensa.

Añadió que “es reprochable que el secretario del DACO haya dado el visto bueno a este nefasto plan de eliminación de filas preferenciales para personas con impedimentos, máxime cuando conforme la Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos, este funcionario viene llamado a proteger, defender y salvaguardar los derechos de este sector de la sociedad”.

Navarro Suárez señaló que según el Censo del año 2010, la cifra de puertorriqueños con impedimentos se acercaba a las 900,000 personas, lo cual representa alrededor de un 25 por ciento de la población de la isla.

El legislador destacó que contrario a lo que ha manifestado el secretario del DACO, conforme la Ley 354-2000, la Ley 46-2004 y la Ley 200-2004, toda entidad privada que reciba fondos públicos viene obligada a establecer turnos de prioridad para personas con impedimentos y de edad avanzada.

“No hay una megatienda en Puerto Rico que opere sin la ayuda o subvención del gobierno, ya sea mediante incentivos contributivos o mediante la asignación de sumas millonarias de programas de la Administración de Desarrollo Laboral, del Departamento de la Familia o del Fondo Verde de la Autoridad de Energía Eléctrica, entre otros. Por lo tanto, conforme las leyes vigentes, estas compañías vienen obligadas a establecer filas de servicio expreso para las personas con impedimentos y de edad avanzada”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.