Alcaldes le piden a sus legisladores que “no obstaculicen al gobernador”

¿Dónde están los otros 27 alcaldes?

¿Dónde están los otros 27 alcaldes?

SAN JUAN (CyberNews)- 13 de los más de 40 alcaldes del Partido Popular Democrático cobijados bajo la Asociación de Alcaldes cerraron filas el viernes con el gobernador Alejandro García Padilla reclamando que la Legislatura apruebe el propuesto aumento al arbitrio al petróleo conocido como la crudita.

“Nuestro llamado es a que no sigan posponiendo las decisiones que permitirían al país ponerse sobre sus pies nuevamente. Es el momento de actuar ahora y los alcaldes continuaremos visitando y comunicándonos con los legisladores que se niegan a aprobar estas medidas para darles a conocer los efectos nefastos de este impasse sobre la estabilidad fiscal de los municipios”, señaló el presidente de la Asociación de Alcaldes y alcalde de Comerío José A. Santiago.

El ejecutivo municipal trató de desvincular del debate en torno a la crudita los proyectos que supuestamente se detendrían si el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) no recupera su liquidez a través de los recaudos del tributo. Específicamente se refirió Santiago a los controvertidos proyectos de una pista de patinaje en Juncos, un parque acuático para Hatillo, una bolera para Barceloneta y un hotel para Cayey, además de varios proyectos de carreteras en distintos municipios de la Isla.

“Es improcedente decir que se trata de financiamiento de obra sin fin público además, esto es más profundo que el que se detenga la Autoridad Metropolitana de Autobuses o no. El Banco de Fomento ofrece financiamiento a los municipios mediante la emisión de deuda y la crisis es de tal magnitud que si se le impide al Banco ganar esa solvencia, se paralizaría el desarrollo económico en los municipios”, señaló Santiago.

El líder de los alcaldes populares hizo un llamado especifico a los legisladores de su partido popular a que “le permitan al gobernador gobernar”, refiriéndose a lo que catalogó de “oposición a la trágala” ante la crudita.

Por su parte, el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, reiteró la importancia de aprobar el aumento al impuesto del petróleo para no detener la obra, no solamente en su municipio sino en los demás municipios de la Isla. García Padilla hizo una defensa férrea de la gestión de su hermano, el gobernador, entorno a “la búsqueda de liquidez” para el BGF y aseguró que este nuevo impuesto es una “solución permanente y final” a los problemas que aquejan al BGF y la Autoridad de Carreteras.

La supuesta falta de liquidez en el BGF ha provocado la paralización de nuevos empréstitos, e incluso el desembolso de préstamos ya aprobados. En el caso del municipio de Trujillo Alto, el alcalde José Luis Cruz Cruz señalo que ya el BGF le había aprobado a su gobierno municipal 500 mil dólares para proyectos que no identifico, y dicho desembolso fue paralizado.

“Lo que pasa es que el Banco no puede desembolsar los 500 mil dólares porque no tiene liquidez…porque se queda sin chavos”, dijo Cruz Estévez.

Para el presidente de la Asociación de Alcaldes, los reclamos de falta de liquidez en el BGF hechos por su presidenta, Melba Acosta merecen “toda su credibilidad porque ella está trabajando por Puerto Rico”.

“Este es el impuesto que menos va a afectar al pueblo, porque ahora es que el precio del petróleo está bajando… el impacto será mínimo”, aseguró Santiago.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.