Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Socialistas denuncian falta de acción para prevenir ataques a mujeres

Movimiento Socialista de Trabajadores (MST)

Foto: Wikipedia

SAN JUAN  – Portavoces del Movimiento Socialista de Trabajadores (MST) denunciaron el lunes que a pesar de haberse celebrado los 25 años de la aprobación de la Ley 54 contra la Violencia Doméstica, en Puerto Rico, no cesan los ataques machistas contra las mujeres en Puerto Rico.

“Si bien los medios hablan de violencia de género es importante aclarar por qué se usa este término. La violencia de género no es el ataque a una mujer, sino que es ese ataque a la mujer por ser mujer. Estos ataques se realizan porque el agresor entiende que la mujer es su propiedad y quiere imponer su poder sobre ella. Por lo tanto estos actos de violencia tienen su raíz en la sociedad machista en la que vivimos”, comentó Marisabel Román Afanador, portavoz del Caucus de Mujeres de dicho colectivo.

Recordaron que la pasada semana se reportaron dos asesinatos, todos realizados por parejas, exparejas o personas con las que la víctima mantenía alguna relación. Las víctimas son Marangely Rentas Pérez, asesinada en Salinas y Nadgie Cintrón Vázquez, ultimada en Caguas.

Los miembros del MST denunciaron otros dos ataques violentos contra mujeres que se han discutido en los medios esta semana. Señalaron el juicio del asesinato y desaparición de Yexeira Torres Pacheco y el asesinato y desmembramiento de Ivonne Cintrón Negrón. “En estos casos el sentido de propiedad machista adquiere niveles enfermizos, al manifestarse como un aferramiento al poder sobre el cuerpo sin vida”, mencionó Hugo Delgado Martí, portavoz del MST.

Acusaron de complicidad al gobierno en Puerto Rico ante estos ataques a mujeres ya que, según los portavoces “no se ha atacado el problema de raíz, se pretende poner más policías en la calle y enjuiciar a los atacantes una vez cometen el crimen pero no se hace nada para evitarlos”.

El colectivo propone, entre otras cosas, implantar una verdadera educación con perspectiva de género que ha quedado en el olvido desde el primer intento de implantación en el año 2008. Para la organización socialista la perspectiva de género en las escuelas públicas y privadas sería un paso positivo hacia la prevención de la violencia contra las mujeres, pues esta situación se ha convertido en epidemia. “En segundo lugar el estado tiene que reconocer y fomentar el derecho a la autodefensa de parte de las mujeres”, indicó Delgado Martí.

A modo de ejemplo, la necesidad de la perspectiva de género está presente en el manejo y cobertura de los ataques machistas y de las expresiones oficiales al respecto. “Las personas que trabajan con casos de violencia machista muchas veces demuestran la ideología machista con su vocabulario. A las feministas y socialistas nos indigna escuchar a policías, abogados, y fiscales llamar a los ataques machistas como ‘crímenes pasionales’ cuando son en realidad ataques machistas y misóginos”, concluyó Román.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.