Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Orientarán a operadores de máquinas de entretenimiento sobre Ley 77

Puerto-rico-tourism-company-emblemSAN JUAN  – La directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), Ingrid I. Rivera Rocafort, anunció el lunes el lanzamiento de una campaña de orientación dirigida a educar a los operadores de máquinas de entretenimiento para adultos sobre las disposiciones de la Ley Número 77.

Según la funcionaria, los operadores de estos equipos tendrán que realizar los cambios necesarios en sus establecimientos o podrían verse expuestos al pago de multas de hasta 10,000 dólares.

“En la Compañía de Turismo vamos a asumir, con la verticalidad que nos caracteriza, nuestra nueva encomienda de supervisar y fiscalizar el funcionamiento de las máquinas de entretenimiento para adultos que operan alrededor de la Isla. Como parte de nuestra responsabilidad ministerial, hemos lanzado una campaña educativa con el objetivo de orientar a los dueños de estas máquinas sobre las disposiciones la Ley 77, la cual establece los requisitos que deben seguir para operar las mismas de forma responsable y en cabal cumplimiento con las leyes del país”, indicó Rivera Rocafort en un comunicado de prensa.

La directora de la CTPR detalló que la campaña de orientación utilizará medios locales, al igual que la distribución de un folleto informativo con detalles sobre la Ley. La Ley 77, que entró en vigor el pasado primero de julio, transfirió a la CTPR la facultad de supervisar y fiscalizar la operación de las máquinas de entretenimiento para adultos, también conocidas como AEM, por sus siglas en inglés.

“Nos complace la firma de la Ley Numero 77, ya que entendemos es un paso en la dirección correcta para erradicar de una vez y por todas el problema con las máquinas tragamonedas ilegales que hay alrededor de las isla”, expuso Miguel Vega, presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico.

“Ya es tiempo de que terminemos con este problema, para que de esta forma no se sigan afectando los empleos de los casinos dentro de los hoteles, que son los que sí ofrecen una gran aportación al erario; apoyando la Universidad de Puerto Rico y a la promoción de Puerto Rico como destino turístico”, enfatizó el ejecutivo.

Según detallaron, el estatuto prohíbe expresamente la operación de estas máquinas en el interior de establecimientos comerciales, tales como tiendas por departamentos, farmacias, panaderías, supermercados, gasolineras, megatiendas, cadenas de tiendas y/o restaurantes, hospitales, oficinas profesionales e instalaciones del gobierno. Los negocios que operen este tipo de máquinas no podrán estar localizados a menos de 200 pies lineales de distancia de escuelas, iglesias o congregaciones, a menos de 5 kilómetros de distancia de un hotel con casino. La directora ejecutiva también destacó que las máquinas de entretenimiento para adultos no pueden constituir la única fuente de ingreso de los negocios.

Las máquinas de entretenimiento para adultos de ninguna manera están autorizadas a pagar premio alguno.

Rivera Rocafort indicó que la violación de las disposiciones de la Ley 77 conlleva la imposición de multas que van desde 5,000 hasta 10,000 dólares por cada violación. Además, se podrían imponer penalidades criminales, incluyendo la comisión de delito grave, con pena de reclusión de un año y la imposición de una multa fija de 20,000 dólares en casos donde se reporte una reincidencia. De igual forma, la Compañía de Turismo podrá promover la revocación de todas las licencias de rentas internas otorgadas por el Departamento de Hacienda a los negocios que operan las AEM en violación a la ley.

Los interesados en obtener más información sobre el estatuto o para reportar negocios donde se operen estas máquinas de manera ilegal, pueden llamar al 1 (888) 859-5959.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.