Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Jueces del Supremo aprovechan para decirle a Fiol Matta como debe dirigir la Rama Judicial

Juramentacion_Supremo_noticel_liana_fiolSAN JUAN – Al intervenir en una solicitud hecha por el juez retirado Carlos López Feliciano a la jueza presidenta, Liana Fiol Matta, para que le diera copia de los resultados de una investigación contra el ahora juez del Tribunal de Apelaciones Carlos Candelaria Rosa, cuatro de siete jueces del Tribunal Supremo aprovecharon la situación para, y según las tres juezas disidentes, realizar un acto de “intromisión indebida con las facultades de la jueza presidenta”.

En la Resolución, emitida por los jueces asociados Rafael Martínez Torres, Roberto Feliberti Cintron, Mildred Pabón Charneco y Edgardo Rivera García, se le ordena a la directora de la Administración de los Tribunales, Sonia Ivette Vélez Colón, que en cinco días muestre causa por la cual no se deba notificar a López Feliciano del resultado de la investigación producto de una queja contra el juez Candelaria Rosa presentada por exjuez del Tribunal de Apelaciones junto con sus entonces compañeros, Olga Birriel y Sixto Hernandez Serrano.

Los jueces Eric Kolthoff Caraballo y Luis Estrella Martinez no intervinieron.

“La Constitución es clara en que el Poder Judicial lo ejercerá el Tribunal Supremo y no solamente su jueza presidenta. La jueza presidenta es la encargada de dirigir la administración de los Tribunales, pero siguiendo las reglas que para ello apruebe el Tribunal Supremo en pleno”, indica la opinión emitida por el juez Martínez Torres a la cual se unió el juez Feliberti Cintrón.

En su opinión disidente, la jueza presidenta, Liana Fiol Matta, dijo que la decisión del Tribunal no procedía, porque no había caso, además de que la controversia se había tornado académica.

“Ante la solicitud que me hiciera el licenciado Carlos López Feliciano, ordené a la Oficina de la Administración de los Tribunales que le enviara la copia solicitada a él y a los jueces Olga Birriel y Sixto Hernandez Serrano. Ante la consideración del Pleno de este Tribunal no se ha presentado ningún recurso que le conceda jurisdicción para actuar y emitir una orden para mostrar causa. Lo que recibió el Pleno, y en lo que basa su determinación mayoritaria es una copia de una carta dirigida a mí”, indica Fiol Matta.

Sin embargo, la jueza Pabón Charneco en su escrito de conformidad calificó las expresiones de la jueza presidenta y las asociadas Anabelle Rodríguez Rodríguez y Maite Oronoz Rodríguez como “más de lo mismo”.

“El inmovilismo no es una opción. Por eso lamento que algunos compañeros se refugien en argumentos burocráticos para no atender esta situación de manera eficiente”.

Entretanto, la jueza Rodríguez expresó que “este es un argumento que refleja, como poco, falta de honestidad intelectual”.

El juez retirado, pidió al Tribunal Supremo que reabriera una querella contra el ahora juez apelativo Carlos Candelaria Rosa por unas expresiones hechas en medio del caso contra el abogado Armando Pietri Torres (caso Pueblo versus Héctor Cordero Cruz y otros). El Tribunal de Apelaciones revocó un desacato impuesto por el entonces juez superior.

Una vez el Apelativo revoca al entonces juez de Primera Instancia, Pietri Torres solicitó que el juez Candelaria Rosa se inhibiera de todos su casos. En su escrito de inhibición, el juez mencionó que la revocación por parte del Apelativo fue “alucinante, pusilánime, arbitraria, timorata, apocada y una noción castrada de la justicia”.

A pesar de esta querella, Candelaria Rosa fue ascendido al Tribunal de Apelaciones, porque la Oficina de la Administración de los Tribunales decidió no sancionarlo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.