Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Irregularidades sobre pensiones y beneficios de los Sistemas de Retiro

logo-sistema-de-retiro-para-maestros-300x1931SAN JUAN  – Una auditoría de la oficina de la Contralor, Yesmín Valdivieso divulgada el martes, reveló dos hallazgos sobre las operaciones relacionadas con las pensiones y otros beneficios de la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR) de los Empleados del Gobierno y la Judicatura entre el primero de julio de 2004 al 31 de diciembre de 2013.

Según Valdivieso, en este undécimo informe la opinión es favorable excepto con la utilización de fondos del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno para cubrir deficiencias de flujo de efectivo del Sistema de Retiro de los Empleados de la Judicatura y liquidación de inversiones realizadas sin la aprobación de la Junta, así como el incumplimiento de ley y de reglamentación relacionado con las deudas de patronos.

“La situación comentada propicia que el Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno no cuente con los fondos necesarios para cumplir con sus compromisos actuariales, esto en perjuicio de los pensionados y los participantes del Sistema. Además, esto puede ocasionar que la ASR tenga que disponer de otros fondos para poder cumplir sus obligaciones, lo cual contribuye a agravar la situación financiera del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno. Por otro lado, el tiempo durante el cual la ASR no contó con dichos fondos, le privó de la alternativa de utilizar los mismos para generar beneficios al Sistema”, indica la auditoría sobre las consecuencias de los señalamientos.

En relación al primer hallazgo, el informe detalla que “para los años fiscales del 2004-05 al 2013-14, los funcionarios que actuaron como administradores utilizaron fondos por 21 millones 680 mil 804 dólares del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno para fines distintos a los autorizados por ley”.

El documento detalla que durante ese período, los funcionarios autorizaron el desembolso de los fondos mencionados pertenecientes al Sistema de Retiro para cubrir gastos del Sistema de Retiro de la Judicatura. Entre estos gastos estaban el sobregiro en el pago de pensiones (10 millones 200 mil dólares), gastos administrativos (8 millones 100 mil 945 dólares), gastos de corretaje (1 millón 437 mil 367 dólares), nóminas de pensionados (2 millones 343 mil 076 dólares), aportación anual a la Comisión Especial Permanente sobre los Sistemas de Retiro (150,000 dólares), y pago de préstamos personales e hipotecarios (130,542 dólares). También se cubrieron desembolsos efectuados por el Oficial Pagador Especial por 150,000, para el pago de beneficios a participantes del Sistema de Retiro de la Judicatura, entre estos, beneficios por muerte, y transferencias y reembolsos de aportaciones.

“Determinamos que 10 millones 200 mil dólares de los 21 millones 680 mil 804, fueron pagados al Departamento de Hacienda para cubrir una deuda que el Sistema de Retiro de la Judicatura mantenía al 30 de junio de 2008 con dicho Departamento. Esta deuda era por concepto de sobregiros en la nómina de pensionados. El examen reveló, además, que la Junta tuvo conocimiento y permitió el uso de los mencionados fondos”, indica la auditoría.

Agrega que en un reunión del 2 de abril de 2008, la Junta aprobó enviar una comunicación al juez presidente del Tribunal Supremo, Federico Hernández Denton, para evaluar alternativas que proveyeran los fondos suficientes para pagar las pensiones del Sistema de Retiro de los Empleados de la Judicatura, y requerirle el pago de la deuda acumulada con el Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno.

Por otro lado, el documento señala que el 28 de junio de 2010, a solicitud del entonces administrador, la Junta aprobó una liquidación por 25 millones 242 mil 469 dólares de las inversiones del Sistema de Retiro de la Judicatura para pagar la deuda acumulada a dicha fecha con el Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno (19 millones 137 mil 906 dólares) y una deuda con el Departamento de Hacienda (5 millones de dólares) acumulada del 1 de julio de 2008 al 28 de junio de 2010.

Según el informe, “el 28 de octubre y el 8 de noviembre de 2010, y el 28 de febrero de 2011, el Sistema de Retiro de la Judicatura, mediante transferencia electrónica, pagó dichos importes al Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno y al Departamento de Hacienda. Al 31 de diciembre de 2013, el Sistema de Retiro de la Judicatura le adeudaba 2 millones 542 mil 898 dólares al Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno”.

Entretanto, la auditoría indica que del 27 de junio de 2012 al 26 de junio de 2013, el entonces administrador autorizó liquidaciones por 16 millones 986 mil dólares de las inversiones del Sistema de Retiro de la Judicatura sin referirlas para la aprobación de la Junta y que dichas inversiones se liquidaron para cubrir sobregiros con el Departamento de Hacienda por el pago de las pensiones.

Por otra parte, el examen de estas operaciones reveló que, al 15 de octubre de 2013, el administrador no había interpelado a 32 patronos (64 por ciento) con deudas por 17 millones 561 mil 772 dólares por concepto de aportaciones individuales y patronales, aportaciones a programas de retiro temprano e intereses por morosidad.

“Estas deudas correspondían al período de agosto de 2012 a agosto de 2013. Tres de los 32 patronos tenían acuerdos de pago en los cuales no estaba incluida el total de la deuda por concepto de aportaciones individuales y patronales. La ASR no había establecido planes de pago con los restantes 29 patronos para el pago de las mencionadas deudas”, indica la auditoría.

Además indica que del 19 de febrero al 30 de septiembre de 2013, el administrador otorgó planes de pago por 15 millones 792 mil 741 dólares a 11 (64 por ciento) de los patronos morosos. El examen realizado reveló que la ASR no le aplicó la tasa de interés del 7.5 por ciento a la deuda incluida en dichos planes de pago. Esto representó ingresos dejados de cobrar por 1 millón 184 mil 455 dólares.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.