Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Indulac reacciona a aseveraciones de Suiza sobre el precio de leche sin lactosa

imagesSAN JUAN  – San Juan – El presidente de Indulac, Larry Lugo rechazó el martes, la Orden Administrativa de la Oficina de Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) que ordena a Indulac a pagar la leche cruda con la que producen la leche sin lactosa a un precio mayor que lo que estaban pagando en respuesta a una demanda de la compañía peruana Suiza Dairy.

“Rechazamos que Suiza pretenda que los costos de los productores locales se equiparen al precio de importación de su producto Lactaid que es mucho más caro y es un producto importado. Rechazamos que se discrimine contra el producto local para beneficiar el producto importado de Suiza,” indicó Lugo en un comunicado de prensa.

Sostuvo que antes de la introducción de la leche sin lactosa marca Indulac en el 2014, el 99 por ciento de esa leche era importada al mercado de Puerto Rico desde los Estados Unidos. Suiza Dairy importa sus productos marca Lactaid y Suiza cuyo precio al consumidor ronda los 6 dólares por medio galón (2.86 dólares el cuartillo), comparado con 2.18 dólares del cuartillo de leche sin lactosa Indulac. La leche sin lactosa Indulac es un producto superior, a mejor precio y elaborado con leche fresca de ganaderías locales.

“Suiza pretende que el consumidor puertorriqueño pague innecesariamente un precio más alto por la leche sin lactosa,” dijo Lugo

Mencionó que el pasado 17 de septiembre de 2014 la Oficina de ORIL ordenó exclusivamente a Indulac a pagar la leche cruda destinada a leche sin lactosa a 86 centavos el cuartillo efectivo el 25 de septiembre de 2014, cediendo a las presiones de Suiza Dairy. La Industria Lechera de Puerto Rico (Indulac) ha estado pagado 60 centavos el cuartillo por la leche cruda proveniente totalmente de ganaderías puertorriqueñas. La leche cruda con la que se elabora la leche sin lactosa que vende Suiza proviene del estado de New York. El pago por esa leche al ganadero neoyorkino es significativamente menor de los 60 centavos.

“El pago que nos impone la nueva orden de ORIL a la leche cruda local le da una ventaja injusta a Suiza en su productos sin lactosa marca Suiza y Lactaid. La leche sin lactosa es un producto que hasta la fecha NO había sido reglamentada. Peor aún, en lo que respecta a ese producto, Suiza Dairy es un importador que pretende que la reglamentación le favorezca de forma indebida frente al producto local. Ahí radica la injusticia de este acto que discrimina contra el producto fabricado localmente”, explicó Lugo.

“Le pedimos a ORIL y a la Secretaria de Agricultura que no se dejen presionar por las acciones discriminatorias de Suiza, que busca destruir la industria lechera local para seguir importando productos lácteos como hace con su leche sin lactosa, su yogurt, su queso, su chocolatina, bajo su marca Suiza y Lactaid, entre otros.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.