Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

“Heterosexuales por la Igualdad” insiste en la lucha a favor del matrimonio y la adopción por parejas LGBTT

220px-Rainbow_flag_and_blue_skiesSAN JUAN  – La organización sin fines de lucro, Heterosexuales Por la Igualdad, insistió el jueves, en la importancia que significa para cientos de familias puertorriqueñas que el Gobierno de Puerto Rico deje a un lado el prejuicio a la hora de hablar sobre el matrimonio y la adopción para personas del mismo sexo, y reiteró que también son miles de puertorriqueños heterosexuales quienes apoyan la igualdad en derechos de la Comunidad LGBTT.

Como reacción a las palabras del gobernador Alejandro García Padilla, que argumenta que el matrimonio es un concepto religioso dentro de nuestra sociedad, el portavoz de la organización, José Rodríguez Irizarry mencionó en un comunicado de prensa que, “el matrimonio es un contrato civil en el Estado laico que usted administra, Señor Gobernador, y es una falta a la Constitución de ese Estado laico que como gobernante permita que la religión dicte conceptos a lo que, ante la Ley, no es más que un contrato civil”.

Argumenta Rodríguez Irizarry que seguir esta línea de pensamiento significaría suprimir la validez de todos los matrimonios civiles que no tienen como base la religión a la hora de contraerse. “Esto no tiene base racional y no es más que gobernar desde el prejuicio, con ningún otro producto que seguir fomentando el discrimen en nuestra sociedad.”

Para Heterosexuales Por la Igualdad tampoco debe quedar relegada la lucha por la adopción para parejas del mismo sexo, por lo que la organización anuncia que volverá a unirse plena y activamente a las demás organizaciones que buscarán la aprobación legislativa del Proyecto del Senado 437. “Con el bienestar del menor como prioridad, es ineludible aprobar ese Proyecto, pues lo que el Estado hace es dejar desprovisto de la igual protección de las leyes a los hijos o hijas de familias que ya existen, todo por un concepto retrógrado que equipara la familia homosexual con una sin capacidad moral,” sentenció Rodríguez Irizarry, “En nuestra jurisdicción no debe haber espacio para ese tipo de injusticias y arbitrariedades”.

Finalmente hizo un llamado a todas las personas que crean en la igualdad de derechos y que tengan como convicción la justicia social a unirse activamente a la lucha a favor de estos derechos “por un Puerto Rico verdaderamente inclusivo y justo para todos y todas”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.