Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Hacen llamado a secretaria del DRNA en caso de antenas

DRNA (Logo)SAN JUAN – La Coalición en Pro de la Salud y el Ambiente de los barrios Susúa de Sabana Grande y Arenas de Guánica hizo un llamado el lunes a la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) Carmen Guerrero Pérez por la construcción de una torre de antenas por parte de la empresa Soluwise, Inc. en la colindancia entre los barrios Susúa de Sabana Grande y Arenas de Guánica.

“Tenemos información de que la empresa Soluwise, Inc. radicó ante la Secretaría Auxiliar de Permisos del DRNA una solicitud para construir un camino en el monte donde pretenden ubicar la torre de antenas. Nuestro llamado a la secretaria Carmen Guerrero es a velar por el cumplimiento en este caso del deber ministerial de la agencia que dirige de proteger nuestro medio ambiente”, indicó en un comunicado, Luis Omar García Mercado, miembro de la coalición de vecinos.

Según indicó, durante varios meses Soluwise Inc. utilizó un acceso ubicado en terrenos privados sin el permiso de sus propietarios para transportar maquinaria pesada hasta el área donde realizaron la extracción de corteza terrestre. Los titulares del terreno donde ubica dicho acceso, en común acuerdo con la comunidad, cerraron el paso a la empresa en junio pasado.

“Ahora, luego de sus actuaciones en clara violación de la ley, Soluwise, Inc. pretende abrir un nuevo camino afectando aún más la vida silvestre en la zona”, planteó García Mercado.

Señaló que el biólogo Miguel Canals Mora, una de las voces más respetadas en Puerto Rico en el campo de la ecología, ha presentado al DRNA información sobre el alto valor ecológico de los terrenos que serían impactados por Soluwise, Inc. con la construcción de este nuevo acceso. Canals Mora estuvo laborando durante los pasados 30 años como guardabosque, biólogo y oficial de manejo del Bosque Seco de Guánica hasta su reciente retiro.

Según el representante del grupo de vecinos, “Miguel Canals establece en su evaluación que los terrenos donde se construiría este proyecto son un área de bosque seco de la asociación de vegetación de bosque desiduo en un estado sucesional avanzado. Estamos hablando de un bosque maduro. En el lugar se ha constatado la presencia de guabairos y otras especies de aves endémicas en peligro de extinción. Entre la valiosa flora observada en el área se encuentran el roble, albarillo, guayacán, burro prieto, chicharrón, cuero de sapo, palo de vaca, mabí, almácigo, corcho bobo, entre otros”.

Por último, los vecinos insistieron en el riesgo a la salud que implica la construcción de la torre de antenas.

“Nuestro planteamiento principal continúa siendo el efecto que la exposición a las ondas electromagnéticas que emiten estas antenas tendría en la salud de nuestras familias de construirse este proyecto. Distintos profesionales en el campo de la salud, la física y la electrónica así lo han advertido. Mientras tanto, nuestras comunidades y quienes apoyan nuestros reclamos estaremos vigilantes a la decisión que tome el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en este caso. Esperamos que la secretaria del DRNA Carmen Guerrero Pérez rompa con el patrón que durante las pasadas administraciones ha tenido el DRNA de pasarle el rolo a las comunidades pobres y favorecer a las grandes empresas”, puntualizó finalmente García Mercado.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.