Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Exigen investigación a Ética y al Contralor Electoral para el alcalde de Adjunta

imagesADJUNTAS – El presidente de la juventud del Partido Popular Democrático en el Distrito de Ponce, Víctor “Vitito” Pérez le solicitó el martes a la directora de la Oficina de Ética Gubernamental, Zulma Rosario y al Contralor Electoral, Manuel Torres a que inicien sendas investigaciones contra el alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea por lo que a todas luces es un patrón de influencia indebida.

“A raíz del artículo publicado hoy en un periódico de circulación nacional le estoy solicitando tanto a la Oficina de Ética Gubernamental, como a la Oficina del Contralor Electoral a que inicien una investigación sobre lo que a simple vista es un patrón de influencia indebida, que a todas luces tiene temblando a los empleados municipales, quienes por miedo de perder sus empleos no se atreven a hablar públicamente sobre las situaciones que ocurren en el municipio”, sentenció Pérez en un comunicado de prensa.

Según el artículo periodístico el alcalde Jaime Barlucea reunió a los empleados municipales en el Comité Municipal del PNP en Adjuntas para exigirles un donativo de 100 dólares para cubrir gastos de campaña y a su vez cumplir con la cuota para un maratón de recaudación de fondos.

El joven adjunteño añadió que él tiene conocimiento que desde que Barlucea llegó a la poltrona municipal “tiene de costumbre todos los meses entregarle un sobre a los empleados para que le hagan su aportación y en ocasiones especiales hace reuniones como la mencionada en el periódico para solicitarle el donativo de 100 dólares a los empleados”.

Según el denunciante, empleados municipales afirman que el alcalde tiene listados por dependencia y que envía a la Secretaria del PNP en Adjuntas, quién también es empleada municipal a llamarlos en horas laborables para recordarles que se les envió el sobre por dependencia, para que hagan la aportación del salario que se ganan como empleados municipales.

“El salario promedio de un empleado municipal en Adjuntas es de unos 1,135 dólares mensuales, por lo que es abusivo por parte del alcalde exigirles que tengan que aportar a su campaña política. Esta práctica denota un patrón de corrupción por parte del alcalde. Ya Adjuntas no aguanta más las prácticas de Barlucea y necesita un cambio”, puntualizó Pérez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.