Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Educación aspira a reducir deserción escolar en 60 por ciento

ahorrar-hasta-un-60-por-cientoSAN JUAN – El subsecretario para Asuntos Académicos del Departamento de Educación (DE), Harry Valentín, señaló el jueves que el DE aspira reducir en un 60 por ciento la deserción escolar en las llamadas escuelas enfoque y prioridad, que son las que mayor atención necesitan por sus características de aprovechamiento académico, durante el primer año de operaciones de la recién creada Unidad de Atención a la Retención Escolar (UnARE).

Valentín informó que el 25 por ciento de los estudiantes que deben hacer la transición de la escuela intermedia a la superior –de noveno a grado 12– no llega a terminar la escuela superior.

“Con UnARE, asumimos la responsabilidad de de diseñar estrategias que contribuyan a que podamos retener a ese 25 por ciento de estudiantes que, principalmente entre noveno y el duodécimo grado, se desprenden del ambiente escolar”, señaló Valentín.

Bajo el nuevo programa, que cuenta con una asignación inicial de 650 mil dólares, siete coordinadores (uno por cada región escolar) y más de una treintena de orientadores deberán atender a la población estudiantil que el propio DE ha identificado como que está en “alto riesgo” de desertar de la escuela. De acuerdo con la Secretaria Auxiliar a cargo de Servicios de Ayuda al Estudiante (SASAE), Carmen Johanna Rivera, el DE ha identificado a 90,806 estudiantes a través del sistema público de enseñanza, como que están en “alto riesgo” de desertar de la escuela.

De acuerdo con Rivera, estos profesionales atenderán los casos referidos por los coordinadores “en horario extendido de lunes a jueves de 3:00 a 7:00 pm y los viernes de 3:00 a 5:00 pm” principalmente a través de visitas a los hogares y familias de los estudiantes referidos.

“Estos profesionales de la conducta visitarán los hogares de aquellos estudiantes en los que se han identificado conductas propias de un posible desertor escolar”, señaló Rivera, quien además explicó que el perfil de un potencial desertor escolar incluye fracaso académico en una o varias materias, tiene una o varias condiciones de salud que limitan su aprovechamiento académico, maternidad o paternidad prematura, problemas de conducta y/o han cometido faltas de disciplina que los mantienen bajo la custodia del estado, entre otras.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.