Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Denuncian siguen problemas con servicios de educación especial

logosaseipi2-300x262EL CAPITOLIO  – Los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Urayoán Hernández Alvarado y Héctor Torres Calderón denunciaron el domingo que los problemas que afectan al programa de educación especial del Departamento de Educación continúan y según ellos, parecen haberse multiplicado.

Los legisladores hicieron la denuncia en una conferencia de prensa a dos semanas de cumplirse el plazo que el gobernador Alejandro García Padilla le dio al secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, para solucionar esos problemas.

Acompañados por decenas de padres y niños adscritos al programa de educación especial, Torres Calderón denunció que la falta de maestros y asistentes de servicio (T1) ha llegado a un nivel tan crítico que los padres están cerrando escuelas para así intentar captar la atención del gobernador para que tome acción real sobre el asunto.

“Los padres de la escuela Centro Comunal Miss Kelly en Vega Baja tomaron la decisión este pasado viernes de cerrar la escuela colocándole candados a sus portones. Esto debido a que dos semanas después que el Secretario cantara victoria, todavía aquí faltan dos maestros, uno de segundo y otro de sexto grado; dos T1, un guardia escolar, un conserje y que se fumigue el área del comedor, la cual está llena de plagas que afecta a salud de los estudiantes”, señaló el representante por el distrito 12, que comprende los municipios de Morovis, Manatí, Vega Baja y Vega Alta.

El representante estadista también indicó que el mismo “suplicio” lo viven la comunidad de la escuela Segunda Unidad Almirante Norte de Vega Baja, donde hasta el día de hoy existe un serio problema de hacinamiento directamente relacionado a la falta de maestros para atender una matrícula que sobrepasa los 530 estudiantes, incluyendo 128 de educación especial.

Por su parte, Hernández Alvarado arremetió contra la administración de García Padilla por el cierre de los centros de servicio a estudiantes con impedimentos en Barranquitas y Morovis, que deja a la deriva a miles de personas.

“Tenemos las cartas que claramente dicen que el secretario de Educación ha decidido cerrar los centros de Barranquitas y Morovis. Hoy vemos en la prensa que se está retractando de la movida. Sí eso es cierto, queremos ver que se detengan los planes para desarrollar un centro en Comerío, donde para este noviembre iban a ser trasladado los empleados y estudiantes que asistían al de Barranquitas. Aquí no le creemos al Secretario o algún oficial de prensa, queremos que sea el propio Gobernador quien indique lo que sucederá con estos centros”, manifestó Hernández Alvarado, quien representa los pueblos de Barranquitas, Orocovis, Coamo y Villalba.

Según informó el legislador, el Centro en Barranquitas atiende una matrícula diaria de sobre 100 niños entre las edades de tres a cinco años. Entre los servicios que brinda se encuentra el desarrollo del PEI (Programa Educativo Individualizado), se discuten también las evaluaciones realizadas, la coordinación de los referidos y se da seguimiento a las citas de los servicios relacionados de manera continua para el cumplimiento según lo establecido por el pleito de clase Rosa Lydia Vélez.

Torres y Calderón y Hernández Alvarado anunciaron la radicación de sendas resoluciones para ordenar Comisión de Educación, Para el Fomento de las Artes y la Cultura de la Cámara de Representantes, a realizar una investigación para indagar sobre la clausura de estos Centros, así como los posibles efectos adversos que tendría dicho cierre para la población que atiende, de concretizarse el mismo.

Para concluir, ambos legisladores se unieron al pedido de los padres reclamando por la renuncia de Román Meléndez y la intervención del Primer Mandatario si este no dimite voluntariamente.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.