Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Denuncian cierre de oficina de Educación Especial en Morovis

logosaseipi2-300x262EL CAPITOLIO – El representante Héctor Torres Calderón se hizo eco el jueves del reclamo de padres de Morovis, quienes catalogan de abusivo el trato del Departamento de Educación a los estudiantes de educación especial al imponerles más trabas en poder adquirir los servicios, en esta ocasión con el cierre del Centro de Servicios de Educación Especial (CSEE).

“Una madre llamó a mi oficina indignada ya que sus hijos solo podían llegar a Morovis a recibir los servicios de educación especial, pero ahora con el cierre de la CSEE sus hijos se quedarán desprovistos de asistencia al no poder llegar ni a Arecibo ni Bayamón. El supuesto ultimátum que le dio el Gobernador al Secretario de Educación para poner al día los asuntos referentes a educación especial fue tan solo un espectáculo. Al día de hoy, quedan estudiantes sin servicios y se los quitan a otros”, denunció el legislador en un comunicado de prensa.

Según indicó, el Centro de Servicios de Educación Especial, ubicado en Morovis, le da servicios a los estudiantes del los pueblo de Ciales, Manatí, Vega Alta, Vega Baja, Orocovis y Morovis.

Indicó que esa no ha sido la única queja de padres que ha recibido el legislador luego del “ultimátum del Gobernador al Secretario”. Otra madre llamó preocupada ya que ante el cierre de escuela de su hijo autista de 16 años, tuvo que matricularlo en la Escuela Lino Padrón Rivera, sin embargo su hijo comenzó el año escolar sin maestro de Salón Contenido. “La pregunta que se hacen todos los padres y este servidor es: ¿qué hizo Educación con los recursos de las setenta escuelas que cerraron? ¿Los despidieron?”, cuestionó el legislador por el Distrito 12, que comprende los municipios de Morovis, Manatí, Vega Baja y Vega Alta.

El representante denunció que no solo esta administración ha relegado los asuntos de los estudiantes de educación especial a un segundo plano y han tenido que moverse, si algo, gracias a las denuncias de padres, educadores y de los medios, sino que no han atendido todavía las necesidades de la corriente regular.

Por otro lado, dijo que en la Escuela Segunda Unidad Manuel Martínez Dávila, mejor conocida como la SUPA, no han nombrado maestros de historia e inglés de séptimo grado ni de inglés y ciencia de octavo grado; no han podado los árboles, hay puertas de los baños rotas, inodoros rotos y continúan los perros realengos.

“Lamentablemente, el Municipio de Vega Baja y Educación no han cumplido con los acuerdos llegados con los padres de la escuela en cuanto a unas mejores al plantel. Pero a esto hay que sumarle que en la escuela Centro Comunal Miss Kelly de Vega Alta, falta la maestra de segundo grado y de sexto, según nos informa está indispuesta por asuntos de salud. Estas denuncias se han llevado a la Fortaleza y al Distrito Escolar y no ha pasado nada”, comentó Torres Calderón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.