Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Continúan el legado de Sister Isolina Ferré

201109050850120.sister_solinaEL CAPITOLIO – La Cámara de Representantes celebró el lunes, una Sesión Especial en honor al Centenario de Sister Isolina Ferré donde se reconocieron a siete personas que han entregado su vida al servicio de los demás.

El presidente Jaime Perelló Borrás le entregó la Medalla a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sister Isolina Ferré que tienen como denominador común la pasión, entrega y compromiso de ayudar a quienes más lo necesitan. Los reconocimientos fueron entregados por el Presidente Cameral, Jaime R. Perelló Borrás, y el principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré, José Luis Díaz Cotto.

“Estos siete ciudadanos puertorriqueños galardonados durante el día de hoy, representan solo una muestra de que en nuestro País tenemos las herramientas que nos dan las fuerzas para seguir trabajando como sociedad, esto demuestra que tenemos hombres y mujeres luchadoras con deseos de ofrecer todo lo bueno que tienen para ayudar a los demás”, dijo Perelló Borrás.

De igual modo, el líder cameral le hizo un llamado al pueblo a emular la obra de Sister Isolina Ferré que demuestra “la capacitación del ser humano para descubrir sus propias capacidades, crecer en confianza, y velar por la dignidad propia que le es inherente como persona. Su entendido de que, al ser humano que se le brindan las herramientas para valerse por sí mismo habrá de aprovecharlas, es la norma con la que los centros que llevan su nombre conducen sus trabajos”.

Dos religiosos figuran en la lista de los premiados: Fray Eddie Caro, director ejecutivo del Proyecto Niños de Nueva Esperanza que brinda tutorías y servicios de apoyo en la comunidad de Sabana Seca en Toa Baja; y la hermana Eulalia Hernández Román, quien ha puesto todo su esfuerzo, dinamismo y creatividad al servicio del Hogar de Niñas Fray Luis Amigó, en Camuy. Fray Eddie fue reconocido en la categoría de prevención y la hermana Eulalia en la de educación.

En el renglón de desarrollo comunitario, se le otorgó una medalla a Daniel Vélez Climent, fundador de Estudio Lero Lero y creador de la iniciativa Golpe de Estado que se vale del arte y la autogestión para impactar comunidades marginadas a través de todo Puerto Rico.

También fueron premiadas dos madres que, a raíz de situaciones de salud enfrentadas por sus hijos, decidieron ir más allá y ayudar a otras familias en su misma situación. Jackeline Pagán Tomasini fue reconocida por su incansable labor a favor de los niños y adultos con Síndrome Down, mientras que Tanya Lee Hernández recibió la medalla por el trabajo de educación y apoyo que ha brindado a familias que tienen hijos con diabetes tipo 1. Ambas fueron reconocidas en la categoría de salud.

De igual forma, se exaltó la labor de dos mujeres que han sacado la cara para fomentar la cultura y contribuir a solucionar el problema de violencia doméstica. A sus 65 años, Doña Emma I. Roche Aguirre ofrece tutorías, inculca valores y promueve actividades artísticas a través de su Centro Educativo y del Desarrollo Infantil Ángeles de Esperanza, en Santa Isabel. Katty Llinás, por su parte, mantiene una cruzada en contra del círculo del maltrato a través de sus publicaciones y el taller “Conversatorio del Basta Ya”, por lo que fue reconocida en el área de prevención.

“Nos sentimos felices de poder concluir la celebración del centenario de nuestra fundadora con esta actividad de reconocimiento. En cada una de estas personas se manifiesta alguna cualidad de Sister Isolina. El compromiso con el servicio, la entrega a Dios y a los demás, la persistencia, el dinamismo y la creatividad son sólo algunas de esas características que todos comparten y que han puesto al servicio del prójimo. De eso precisamente se trata esta jornada, de emular el ejemplo de Sister Isolina, de continuar su legado de amor y esperanza”, concluyó Díaz Cotto. Con los siete premiados este año, suman 74 el total de personas que han sido reconocidas con el Premio a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sister Isolina Ferré desde que se instituyó ese galardón en 2002.

La Sesión Especial de la Cámara de Representantes fue precedida por un acto protocolar en el que las personas reconocidas tuvieron la oportunidad de expresar su agradecimiento y renovar su compromiso de servicio. Igualmente, el cantante Danny Rivera junto a la Banda Estatal del Instituto de Cultura Puertorriqueña dirigida por Cuco Peña interpretó los temas Isolina, dedicada a Sister Isolina Ferré y Yo quiero Un Pueblo.

El grupo premiado este año fue seleccionado mediante un riguroso proceso de evaluación entre las nominaciones recibidas. Desde 2001, la organización sin fines de lucro, fundada por Sister Isolina en la Playa de Ponce en 1969, establece de manera independiente los criterios de elección, recibe las nominaciones y selecciona las personas que serán reconocidas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.