Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Cinco afectados por fuertes olores en comunidad de Arecibo

bomberoslogo_1-155x155ARECIBO- Una familia de cuatro personas, incluyendo una menor de siete años fueron trasladados la noche del miércoles a un hospital de Arecibo ante emanaciones de olores objetables en una comunidad de este municipio, mientras Bomberos de Arecibo, de Barceloneta y manejadores de emergencias respondieron a la emergencia aunque no se pudo identificar la procedencia de la emanación.

“Cerca de las 6:50 de esta noche se recibe una llamada alertando de olores objetables en una calle sin salida del sector Abra Fría del barrio Miraflores en la carretera PR- 637, donde se afectó una familia de cuatro personas. Al lugar llegaron unidades de bomberos de Arecibo, de la División de Operaciones Especiales (DOE) de Barceloneta, así como personal de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias de Arecibo y de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias, se colocaron monitores para detectar presencia de gases, y no se pudo identificar la procedencia del mismo”, dijo en un comunicado de prensa el comandante José Manuel Díaz Rivera, jefe de los bomberos en la zona de Arecibo.

Díaz Rivera indicó que los afectados, una pareja de 58 años, una mujer de 32 y una niña de siete, fueron trasladados al Hospital Regional de Arecibo para su evaluación y tratamiento. Aunque otros vecinos también sintieron el olor, no se informó de otros afectados.

Tan pronto el jefe del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Ángel Crespo Ortiz, tuvo conocimiento de la situación, instruyó a que no se escatimara en despachar los recursos que fuera necesario para atender la emergencia.

“Una vez se me informó de la situación en la que una familia del barrio Miraflores de Arecibo confrontaban síntomas de mareo y dolor de cabeza por olores compatibles a gas propano, impartí instrucciones para que estableciera un perímetro para determinar el origen de los olores de manera segura a la comunidad, y que estuvieran disponibles todos los recursos de nuestra agencia que fuera necesario, incluyendo a nuestro especialista en materiales peligrosos”, precisó Crespo Ortiz.

No obstante, dijo que al colocarse los monitores para detectar la presencia de gases, no se pudo conseguir el origen de los mismos. De igual forma, se visitaron varias residencias para descartar escape de gas en los cilindros de gas propano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.