Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Aponte Hernández asegura “descalabro” en programa de Mejoramiento de Escuelas

ph111115aponte-300x2022EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, denunció el jueves, serias irregularidades en el programa de Mejoramiento de Escuelas, financiado con fondos federales, a través del School Improvement Grant (SIG), incluyendo el hermetismo que existe en notificar los nombres de las compañías seleccionadas para brindar servicios educativos bajo el programa, la falta de transparencia en revelar los requisitos que se impusieron a las mismas y hasta la carencia de una persona que administre el programa, según requiere la ley.

“Entre las compañías y entidades que presentaron el Requerimiento de Propuesta (RFP) para brindar servicios, se encuentra el Municipio de San Juan, ayuntamiento que atraviesa serias dificultades fiscales, siendo uno de los parámetros en la evaluación la liquidez económica del proponente, lo que no tiene, en adición a que no cuenta con la capacidad para realizar dicha labor”, dijo Aponte Hernández en un comunicado de prensa.

Según el líder estadista, todas estas razones, conocidas por el secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, desde principios de abril, fueron las que forzaron al ahora exdirector de la Oficina de Asuntos Federales del Departamento de Educación, Ramón López de Azúa, a visitar la Fortaleza para indicarle al propio Gobernador sobre el “descalabro” que existe en el programa.

“Sabemos que fue López de Azúa quien advirtió al gobernador Alejandro García Padilla sobre el descalabro que existe en este importante programa bajo el actual titular de educación. Por informarles a sus superiores, ante la inacción de Román, fue la verdadera razón por la cual el Secretario lo retiró de sus funciones. Aquí hay mucho que está oculto y exigimos la verdad. Inclusive, al día de hoy todavía el Departamento no ha divulgado los resultados de las pruebas de Aprovechamiento Académico, vital para la asignación de recursos a las escuelas en el plan de mejoramiento. La información que tenemos sobre este particular es que la incompetencia llega al punto de haber mezclado resultados en escuelas y distritos escolares”, señaló Aponte Hernández.

Las denuncias del representante del Partido Nuevo Progresista surgen apenas días antes que funcionarios del Departamento de Educación federal lleguen a la Isla para supervisar y auditar información, evidencia y detalles sobre los procesos de implantación del programa bajo fondos de SIG.

Aponte Hernández emplazó al secretario de Educación a que revele, hoy mismo y sin más dilación, los resultados de las pruebas, los nombres de las compañías que brindaran servicios en las escuelas, así como todas las cartas y memos enviados al respecto por López de Azúa.

“Desde que Román Meléndez tomó control del Departamento, aquí hay una crisis en el manejo de fondos federales relacionados a SIG. Tan reciente como mayo pasado, maestros y directores de varias escuelas en Orocovis que fueron contratados octubre del 2013 para brindar servicios bajo el programa no había recibió su paga. El no haberle pagado a estos funcionarios durante más de seis meses, lo menos demuestra es incompetencia administrativa crasa”, continuó diciendo.

SIG es un programa federal que comenzó en la Isla hace tres años atrás y trabaja exclusivamente con propuestas de fondos federales. El mismo tiene como objetivo la transformación de escuelas en plan de mejoramiento escolar que demuestren tener la necesidad y el deseo de implementar estrategias educativas y proyectos innovadores que mejoren el aprovechamiento académico de los estudiantes. Las escuelas que se beneficiarán de estos fondos son aquellas que persistentemente han demostrado un bajo aprovechamiento académico y no han demostrado progreso académico anual.

El programa incluye adiestramiento y mejoramiento para personal docente y no docente, así como estrategias para el fortalecimiento del aprovechamiento académico de los estudiantes, entre otras, mediante tutorías en las materias de inglés, español y matemáticas ofrecidas en horario extendido, de 3:30 a 5:30 de la tarde. También se les brinda clases de educación física, música y baile para ayudar a desarrollar destrezas y mantenerlos motivados positivamente.

Según la más reciente información, el Departamento Educación federal asigna un promedio de 1.2 millones de dólares a cada escuela participante del programa. Actualmente hay sobre 200 escuelas en el programa.

“La falta de competencia y capacidad del Secretario y su equipo colocan en riesgo el mejoramiento de nuestras escuelas y nuestros estudiantes y sobre 300 millones de dólares en fondos federales que de no utilizarse en tiempo y apropiadamente se pierden. El secretario prefirió sacar un funcionario porque le dijo la verdad que aceptar su incapacidad”, concluyó diciendo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.